Agartha y sus habitantes

 
 

Se encuentran especies alienígenas en los primeros niveles de la sub-superficie, donde vuestra élite en el gobierno de la superficie ha creado sus madrigueras privadas: fortalezas, arsenales, ferrocarriles de velocidad intercontinental, laboratorios, centros de almacenamiento y bases militares.

 

No debéis confundir “bajo el suelo” con el mundo interior de Gaia*.

 

Como declaramos anteriormente, sí que hay alienígenas trabajando allí, en niveles subterráneos, al igual que han creado entornos de vida en las profundidades de vuestros océanos, en los que permanecen relativamente ocultos para todos, excepto para la miríada de seres marinos que comparten el espacio acuático de las Grandes Ballenas y Seres Delfín.

 

Sólo estáis empezando a aprender que, claramente, existen naves de origen extraterrestre entrando y saliendo de las bases subterráneas y suboceánicas.

 

Pero allí, en las profundidades del mundo interior de Agartha, no hay razas extraterrestres, pues no pueden penetrar. Sólo los Homo Sapiens intraterrestres altamente evolucionados pueblan el mundo protegido: los colonos atlantes correspondientes al final del segundo ciclo de la civilización atlante de la Era Glacial, hace aproximadamente treinta y cinco mil años terrestres.

 

Se pueden encontrar túneles que llevan a Agartha en toda la tierra emergida de vuestro planeta, con una llave de acceso en cada polo, como comprobó vuestro almirante Byrd, quien realmente llegó al mundo interior y vivió allí para regresar y contar las maravillas que contempló.

 

Desde los picos más remotos del Himalaya, hasta los centros urbanos más densamente poblados, existen portales de los que ocasionalmente emergen los agarthanos… aunque pocas veces se les permite la entrada a los humanos.

 

Estos puntos de paso están protegidos por una fuente de energía que ya los atlantes conocían, los generadores de luz mental, capaces de recolectar los pensamientos conscientes y la intención focalizada del colectivo para la creación y almacenamiento de lo que llamaremos “magnetismo ambiental”.

 

Esta energía altera la vibración de la materia en los portales interiores, hasta el punto de que cualquiera que intente entrar sin ser invitado (en caso de que fuera lo suficiente astuto como para localizar el túnel y entrar en él) experimentaría confusión, desorientación e incluso la muerte.

 

Esta fuerza ha sido identificada por vuestros místicos como “Fuerza Vril”. Es el uso de la conciencia colectiva de unos pocos o de muchos para alterar el mundo material, igual que se usaba en la Atlántida para crear toda la energía necesaria para abastecer ciudades enteras.

 

Los túneles de entrada y salida a Agartha se pueden cerrar y abrir a voluntad de los líderes, en función de las vibraciones energéticas de los lugares de la superficie y cualquier amenaza al mundo interior.

 

Tal es el caso actual del portal del Tíbet, donde la energía exquisita de los líderes espirituales no ha podido ser eliminada por los agresores, quienes han perturbado el poder de la paz y destruido la armonía que una vez resonó por todas las cimas de la cordillera del Himalaya.

 

Patricia Cori – Diálogos con los Hijos de las estrellas
 
*la Tierra
 

 Todo el Universo es de forma toroidal

 

 

Traído del apartado 'Agartha existe':

 

Agartha: el mundo interior

 

Nos gustaría ahora hablaros de una tierra utópica de hermosura y luz; una tierra que, aunque desconocida para la mayoría de la raza humana, verdaderamente existe en la realidad física contemporánea de la Tierra.

 

En el profundo mundo interior de Gaia* vive una civilización próspera y bulliciosa de seres altamente evolucionados, descendientes de los primeros colonos atlantes del subsuelo. Al abrigo de la perturbación y trastorno geofísico que lleva muchos millones de años barriendo la superficie de vuestro mundo, los atlantes no solo sobrevivieron a la última Era Glacial, sino que además crearon un soberbio mundo en la matriz de la Madre Tierra… una tierra de vibraciones yin.

 

Una tierra conocida como Agartha.

 

La idea de una gran civilización subterránea no es una hipótesis fantasiosa. El mundo de Agartha y su centro cultural, Shambala, son bien conocidos por los budistas y lamas tibetanos instruidos y muchos son los místicos y visionarios que han “visto” estas tierras y han viajado a ellas en su cuerpo de luz.

 

Los afortunados y líderes elegidos espirituales lo visitan con regularidad en forma física. Suyo es el extensivo conocimiento del mundo altamente evolucionado del interior de la Tierra, pues son visitantes asiduos de Shambala, donde reciben de los sacerdotes de la Hermandad Blanca que presiden este reino la orientación y las instrucciones que han de llevar a la superficie. Sabios de muchas épocas os han traído la sabiduría y el resplandor de la idílica civilización que florece ahí abajo, y el conocimiento yace en vuestra conciencia colectiva, a la espera de ser reconocido.

 

A lo largo de todas las edades de la Tierra, diversas civilizaciones han interactuado con estos super seres atlantes, pues aún existen accesos a túneles en varios puntos del planeta, los agarthanos os han visitado en varios puntos cruciales de la “cronología superficial”. En momentos clave de la historia de la Tierra, sociedades selectas, como los lemurianos, tibetanos, mayas, antiguos egipcios, druidas y etruscos, recibieron visitas de líderes espirituales agarthanos, quienes trajeron su sabiduría a la superficie para apoyar a las almas en tránsito hacia el mundo exterior y para servir al propósito superior de Gaia.

 

De ellos, los tibetanos, muchos de los cuales son almas reencarnadas de atlantes del segundo ciclo, o descendientes directos de atlantes del tercer ciclo,  mantenían contacto hasta mediados del siglo pasado, cuando Bodhisattva, Dalai Lama, fue obligado  a huir para siempre de aquellas tierras sagradas. El portal tibetano del vórtice espiritual de Lhasa quedó sellado tras su marcha, para ser reemplazado con uno que se extiende desde la India hasta el pie del monte Kailash. Precisamente desde ahí se siguen embarcando los viajes a Shambala de los líderes tibetanos escogidos, aquellos que han sido elegidos para servir de mensajeros.

 

 

Patricia Cori – Diálogos con los Hijos de las estrellas

*la Tierra

 

 

En las profundidades de la Tierra, el centro espiritual de Gaia, abunda la luz, limpias fuentes de alimento, aguas cristalinas y conscientes y la belleza natural de inmaculados bosques, lagos, océanos y comunidades urbanas autosuficentes.

 

En todas partes abunda el amor a Gaia.

 

Todos los seres vivos, los humanos (puesto que son humanos), los animales, los árboles y las plantas, viven en armonía y todos entienden y están comprometidos a la coexistencia pacífica con otras especies. El rico reino mineral ofrece fuentes de energía incalculables para las ciudades y las comunidades de los iluminados atlantes.

 

Todos han aprendido a trascender su sentido de la separación e ir más allá de los límites que impone el ego y las barreras ilusorias del espacio y el tiempo.

 

Tal vez reconozcas cómo vuestras sociedades de la superficie se han centrado durante mucho tiempo en los aspectos superficiales de la vida. Ellos, los moradores del interior de la Tierra, han penetrado en las profundidades de su ser buscando la unidad del alma cósmica.

 

Sabed que los líderes espirituales ocultos que hay entre vosotros sí que traspasan los muros sagrados de Shambala (tanto física como astralmente) y reciben las orientaciones para la raza humana que mora en la superficie.

 

El camino a Agartha es universal para el verdadero buscador espiritual: desprendimiento de la posesión, respeto por la vida, silenciamiento del parloteo de la mente…  La apertura del Corazón Único. Pero sólo aquellos llamados pueden entrar por las puertas santificadas… sólo los auténticos maestros.

 

Patricia Cori – Diálogos con los Hijos de las estrellas
 
 

 Modelo toroidal del Universo

 

 

 

La gente del interior

 

La gente del interior eran muy libres de mostrarme el lugar, y muy respetuosos en mostrarme lo que realmente está sucediendo, ellos no se guardan nada.

 

Piden siempre permiso para poder trabajar con la naturaleza, piden permiso a las plantas, antes de consumirlas o de cortarlas, ellos también piden permiso a la madre tierra antes de construir sobre ella, y cuando construyen lo hacen con la disposición que mejor se adapta para mantener la armonía con el medio ambiente, una práctica similar a la de los indios americanos;  por lo tanto, buscan preservar un estado de armonía siempre;  queriendo ser uno, con la naturaleza en todos los tiempos;  son mucho más avanzados espiritualmente que los habitantes de la superficie y respetan grandemente a la madre tierra.

 

La atmósfera es de un claro cristalino, en general hay nubes en ciertas épocas, pero nunca como las nubes de lluvia.

La temperatura es una constante 73 grados (aprox. 36° centígrados).

La gente del interior habla directamente con los animales, y los animales hablan directamente con la gente del interior.

No hay necesidad de acumular ya que todo está a disposición con libertad, no existe ninguna necesidad de crear en abundancia pues todo es suficiente y abundante.  Un proceso de intercambio o trueque es más común que el comercio con dinero.

 

Esto es básicamente una cultura utópica sin la depresión que conduce a la violencia.  No hay partes buscando crear una guerra y ganar la dominación de los otros.  No hay ninguno más rico, ni más pobre.

Hay aeronaves (las llamamos en la superficie 'platillos voladores') en los que una parte de sí mismos, de su personalidad, va a la creación de las aeronaves a través del proceso del pensamiento, debido a que sus mentes son muy poderosas. 

Esto hace a las aeronaves perfectas en diseño y en la ejecución del movimiento.

 

Solamente algunas pocas personas de la superficie tienen estas capacidades similares de crear,  debido a la represión de estas capacidades en la niñez por la religión, la educación, y los miedos de la familia.

La gente del interior se permite entrar al espacio de su imaginación, si lo desean y desde allí ellos pueden crear.

 

La enfermedad no se incorpora a sus cuerpos - ella no es permitida.

 

A medida que la humanidad de la superficie se acerca a la 4ta fase dimensional entrante, la gente del interior de la tierra se acercará y trabajará más profundamente con nosotros en la superficie.

La gente en la superficie está tan involucrada actualmente con el sentido del 'yo' que no pueden vivir juntos en armonía.

 

La gente de la superficie que intente alcanzar a los habitantes de la tierra interna, a través de la meditación serán recibidos.

Los niños que ahora están naciendo están siendo más capaces de usar la totalidad de su cerebro, que es una práctica común en el interior.

 

Una de las primeras cosas que nos mostraron en el interior fue su capacidad de realizar viajes interplanetarios y de viajar en el tiempo. La base del viaje en el tiempo está relacionada con la curvatura o flexión del espacio, lo cual viene con el poder de la meditación y por la aceptación del ser como un ser ilimitado.  Si usted entrena su mente en un nivel subconsciente de que usted es un ser ilimitado, todas las cosas son posibles.

 

En la superficie, las capacidades para experimentar este poder infinito se despiertan más fácilmente en portales tales como el Monte Shasta, que sirve como un portal espacio-tiempo que va directamente hacia la tierra interna.  Una vez que estás en los alrededores del Monte Shasta eres llevado a un estado de armonía.  En mis experiencias en el Monte Shasta los Telosianos está proyectando una aura de gran armonía en una atmósfera encantadora.

 
 
 
Coronel Billie Faye Woodard, de la Fuerza Aérea de Estados Unidos
 
 
 
 
 

La Tierra no es un planeta sólido tal como les es enseñado. Por el contrario, nuestro planeta es una esfera hueca -con dos entradas principales a nivel de los polos- y muchas entradas naturales, artificiales y etéricas a lo largo de todo el globo.

 

Es posible ingresar a la Tierra Hueca en la vibración del chakra cardíaco -la de la Quinta Dimensión- y es allí es donde nos manifestamos.

 

Somos sus hermanos, con la misma genética que ustedes. Sin embargo, nuestro aislamiento auto impuesto nos ha permitido evolucionar más allá de la Tercera Dimensión de Conciencia y entrar a la Quinta, la cual es pura forma abstracta de Amor. Nuestras ciudades son tangibles para todo aquel que sintonice con nosotros. De hecho, habitamos y compartimos nuestro amado planeta, y también nos preocupa su daño y depredación.

 

Mi tarea se desempeña en la ciudad laboratorio de Sphen Gaia, justo debajo de la capital de Sudáfrica, en una latitud propicia para el reencuentro con el mundo exógeno. Además soy Canciller del Consejo Intraterreno de los Doce, cuya misión específica es la de colaborar con el despertar gradual de conciencia de nuestros hermanos de la superficie.

 

Sphen Gaia lleva a cabo tareas de alta complejidad tecnológica destinadas a proteger y preservar las especies del planeta como un todo. Albergamos un amplio reservorio de especimenes animales y vegetales que aparecen como extintos para ustedes y de todas aquellas especies que actualmente habitan su suelo y sus aguas y que los habitarán en el futuro. Trabajamos específicamente sobre la genética de las especies, ayudando a la implantación y adaptación de las mismas según los cambios que van surgiendo a nivel de clima, suelo y agua. Estos factores son perfectamente preservados en el interior de la Tierra, ya que carecemos de la contaminación que se provoca en el exterior.

 

Estamos desde nuestro no-tiempo en una tarea de apoyo constante para colaborar con su cambio de conciencia. De esta forma y eventualmente, haremos contacto físicamente primero con algunos de ustedes -para luego hacerlo con la mayoría- siempre utilizando métodos no coercitivos y puramente amorosos, y respetando profundamente la ley de libre albedrío.

 

Es un honor para todos los Seres Intraterrenos de la Quinta Dimensión de Conciencia presentarnos abiertamente en un medio masivo de comunicación. Esta tarea que se viene llevando a cabo desde hace décadas en forma individual está gradualmente dando sus frutos y -tal como estaba previsto- se acercan tiempos especiales de cambio y de despertar general.

 

Que la paz de nuestro Padre sea con todos nosotros.

 
 
 
 
Athos, de la Tierra Interna
 
 
 
 
 

LA TIERRA INTERNA SÍ EXISTE

 

Agharta es el último remanente de la Federación Galáctica en la Tierra. Los agarthianos esperan con ilusión el día en que puedan unirse a nosotros. Esta civilización ha mantenido la Luz para transformarnos en seres concientes.

 

Venimos de nuevo para informarles sobre muchas cosas. Como nos trasladamos inexorablemente hacia la revelación que es el Primer Contacto, nos proponemos volver nuestra atención brevemente hacia sus vecinos internos. La Tierra interna es un concepto que ha inspirado numerosos mitos, leyendas e historias fantásticas. El primer punto por hacer es que la Tierra interna existe de hecho. Su ciencia geológica ha afirmado mucho tiempo que la Madre Tierra es un esferoide sólido, integrado solamente por una sección media densa llamada el ‘manto’ y un núcleo central altamente electromagnético. Ustedes viven en la ‘corteza’ exterior de la Tierra que rodea el manto.

 

Hoy venimos a decirles que la configuración de la Madre Tierra es absolutamente diferente. Como todos los objetos celestiales, tales como planetas o estrellas, la Tierra es hueca. Este hecho es suprimido por los que les gobiernan secretamente porque la verdad de esto tiene un efecto chocante que puede trastornar otras falsas percepciones de base utilizadas para manipularles. La Verdad es un poderoso "sésamo abierto". Cuando se utiliza sabiamente puede revelar nuevas vistas enormes del conocimiento y animarles a aplicar su sabiduría interna a sus circunstancias actuales.

 

La Tierra interna consta de dos características principales: La primera es la corteza interna de la Madre Tierra que es una continuación de la corteza superficial externa. Cada una de las dos regiones polares tiene una gran entrada o agujero, algo así como el corazón de una manzana, y la corteza se envuelve por debajo y alrededor del manto dentro del hueco interior. Las cortezas externas e internas tienen una topografía muy similar: Ambas abarcan los océanos, los continentes, las cadenas de montañas, los lagos y los ríos. Es meramente que la corteza interna hace frente al núcleo de la Tierra. Este núcleo brilla intensamente y está rodeado por un velo nublado. La luz emitida es más difusa que la luz del Sol, de modo que la luz del día en Tierra interna es más suave y más apacible que en la superficie externa de la Tierra.

 

La segunda característica principal de la Tierra interna es los llamados mundos de caverna. Estos son huecos inmensos dentro del manto, algunos de los cuales son características naturales creadas por la Madre Tierra, mientras que otros se hicieron utilizando la tecnología avanzada de la principal sociedad de la Tierra interna, la tierra de Agharta. Esta Tierra es el último remanente vivo de la segunda colonia de la Federación Galáctica en la Tierra, Lemuria.

 

Lemuria, en su forma original, fue una sociedad superficial con un componente subterráneo. La principal ciudad capital estaba situada en la gran isla que se hundió bajo las olas del Pacífico hace unos 25.000 años. Una ciudad capital secundaria estaba situada en la Tierra interna. Fue a esta ciudad a donde se trasladó el Gobierno de Lemuria después del cataclismo. El nuevo dirigente de la superficie, el imperio de la Atlántida, ordenó que se sellaran los principales túneles de entrada (a la Tierra interna). Fue solamente durante los días finales de la Atlántida que los lemurianos rompieron estos sellos y así salvaron de una muerte cierta a muchos habitantes de la superficie.

 

Esta gente formó una sociedad que posteriormente regresó a la superficie durante un tiempo y llegó a ser el Imperio Rama, situado en Asia meridional. Luego el Gran Diluvio de ocho mil años antes de Cristo terminó este intento de salvar a la humanidad de los caminos oscuros de los Anunnaki. A pesar de este revés, Lemuria persistió en su papel de proteger el mundo superficial contra estos bribones causantes de estragos. Fueron sus emisarios galácticos los que mantuvieron la asociación de este Sistema Solar a la Federación Galáctica.

 

Después del Gran Diluvio y el fallecimiento del Imperio Rama, los lemurianos se reagruparon y llamaron Agharta a su sociedad nuevamente combinada.  La capital, Shamballah, se volvió a ubicar en una caverna situada lejos bajo la ciudad de Lhasa en el Tíbet moderno. Muchos túneles conectan Shamballah con la superficie en el Himalaya. Estos se utilizaron por hombres santos que vinieron a difundir su gran energía y la sabiduría divina al mundo exterior.

 

En este área, se mantuvo un lugar extraordinario para ocasiones especiales, donde se reunían los hombres santos y sus discípulos elegidos para mantener las rejillas (o retículas) sagradas de energía de la Madre Tierra. Este trabajo, junto con numerosos rituales realizados diariamente a través de la Tierra interna, es en gran parte responsable de mantener viva la energía divina que es el legado principal de Lemuria a los pueblos de la superficie de la Madre Tierra. Lemuria, y posteriormente Agharta, ha mantenido la Luz continuamente para vuestra transformación de nuevo en Seres de Luz plenamente concientes.

 

Agharta es un mundo muy parecido al de ustedes. La Tierra interna contiene un ecosistema próspero en el que se pueden encontrar criaturas que ya no existen en la superficie [como el mamut o el terodáctilo, N.T.]. Esta colección exótica de fieras se supervisa cuidadosamente. Cerca de las diversas ciudades de la Tierra interna se hallan áreas especiales donde los aghartianos cuidan de ellas, y, cuando es necesario, curan a las muchas criaturas de esta ecología variada.

 

Los aghartianos residen en una red de ciudades cristalinas extendida a través de la Tierra interna.  Éstas varían de tamaño desde unos diez mil a un millón de habitantes aproximadamente, aunque la mayoría de las ciudades albergan de cien mil a doscientas mil personas.  Estas ciudades se asemejan más en detalle a pequeños poblados que forman juntos toda la sociedad. La unidad subyacente es el ‘racimo’ o grupo de personas.  Los ‘racimos’ que comparten un propósito de vida similar se unen para formar ‘clanes’.  Los clanes son los principales bloques de construcción de la sociedad galáctica.

 

A través del tiempo los seres humanos plenamente concientes desarrollaron un formato para vivir armoniosamente llamado la sociedad galáctica de la que Agharta es un ejemplo típico. En su caso, un sistema de doce clanes forma el núcleo de operación de esta sociedad y estos se organizan según la tarea, como por ejemplo la administración, ingeniería, ciencias curativas, etc. Cada clan se divide en ‘racimos’ que contienen un máximo de 64 individuos.

 

Es común que los ‘racimos’ formen un clan para asociarse libremente con los de los otros once clanes. Estas agrupaciones más grandes forman pequeñas comunidades donde cada una posee los recursos para solucionar creativamente cualquier problema que surja. Estas pequeñas comunidades, a su vez, se mezclan para formar los barrios de una ciudad.  Así, cada ciudad es una colmena de individuos que se unen para compartir y contribuir a su barrio, a su ciudad y a su mundo.

 

El Consejo Dirigente de Agharta se compone de los jefes de los doce clanes elegidos para este puesto por su último servicio meritorio al clan y a la sociedad. Desde este consejo se elige a un individuo considerado que es el más sabio y el más merecedor del honor titular de Rey o Reina de Agharta. Esta persona está a cargo del enorme ejército de emisarios y enlaces enviados al mundo superficial y a los consejos apropiados de la Federación Galáctica.

 

Su responsabilidad es ver que su transformación de nuevo en ángeles físicos transcurre según el Plan Divino.  Su trabajo en su nombre nos ayudó a volver a enfocar esta misión de Primer Contacto y dio lugar indirectamente a "Decra Zau," u Operación Espíritu.  Además, el Rey y su consejo han establecido la agenda para el período asombroso que va a seguir a los aterrizajes masivos reales sobre su mundo.

 

La tecnología avanzada que permite que cada persona cree su alimento y ropa diarios hace autosuficiente a cada ciudad cristalina.  El cultivo, la construcción y las industrias fabriles del mundo superficial se han quedado obsoletas por esta tecnología de Luz.  Por ejemplo, cada individuo puede cambiar a capricho el aspecto y el diseño interior de su residencia.  Esta tecnología también transporta a una persona desde un punto a otro casi instantáneamente. Esto significa que el mundo se hace una comunidad tan accesible a ustedes como su barrio inmediato.

 

Así pues, el pensamiento de los aghartianos no está constreñido por las condiciones de limitación bajo las cuales viven sus vecinos superficiales. La libertad conferida por esta tecnología de Luz ha liberado maravillosamente los talentos creativos que se ponen a uso completo por su sociedad.  Felizmente, los aghartianos están utilizando ahora estas habilidades para juntar Agharta con sus hermanos de la superficie.

 

Hoy hemos seguido tocando el tentador mundo que se halla lejos bajo sus pies. Este terreno de la Tierra interna es muy similar a aquel en donde viven ustedes y justo tan muy amado. La gente de esta Tierra, los aghartianos, les saludan y esperan con ilusión el día en que estos dos mundos de la Madre Tierra pueden hacerse Uno de nuevo

 

Ahora nos vamos. Bendiciones, queridos. Sepan en su Corazón de Corazones que el Abastecimiento perpetuo y la Abundancia infinita del Cielo es suya de hecho.

 

 

A Través de Sheldan Nidle

 

https://www.luisprada.com/la_tierra_interna_si_existe/

 

 

 

Los vestigios de una época olvidada

 

La civilización que vive dentro de la Tierra sobrevivió a la guerra de Atlantia y a los diferentes cambios cataclísmicos de la naturaleza que han amenazado la civilización de superficie en diferentes épocas. Ha desarrollado y dominado la ciencia del electromagnetismo y la modulación de frecuencia hasta el punto que le permiten entrar y salir del interior a través de portales. Son nuestros ancestros con una tecnología muy avanzada.

 

Su sociedad no entiende la guerra. La paz y la armonía son los valores que guían su cultura y se les infunden desde el nacimiento. Fomentan la igualdad entre todos, sin tener en cuenta la posición, la raza, el género o las aptitudes. Su espíritu creativo y evolucionario han mantenido su cultura, más que una religión. No tienen religión.

 

Su piel es verde turquesa, debido a la constitución del suelo, la cantidad de cobre en su agua y la cantidad limitada de luz en el interior. Los cuentos tradicionales que hablan de reinos perdidos, hadas, duendes y gnomos, que viven junto a los hombres y las mujeres, tienen sus raíces históricas en esta civilización. Nos consideran primitivos y la única razón para que viajen al exterior es revisar la corteza externa de su hogar y proteger su integridad. Tienen la capacidad de utilizar los volcanes y producir temblores para controlar y defender la integridad de su tierra. En realidad fueron el pueblo original que  llegó desde más allá del Sol y ayudó a construir  las primeras pirámides. Fueron los primeros en viajar al interior de la Tierra cuando la superficie se rompía y cambiaban continentes completos. Ellos, y los otros pueblos que consiguieron llegar al interior, forman los restos de las civilizaciones antiguas perdidas en la caída de Atlantia y Lemuria.

 

Muchas fuerzas conducen al interior. Los lemurianos vivieron bajo el suelo en cavernas y en una complicada red de túneles que cubrían todo su continente. Algunos túneles llegaban muy hacia el interior de la Tierra. Las dos regiones polares de la Tierra son los principales portales hacia las masas terrestres internas. Ciertas montañas funcionan también como portales, como el monte Shasta, las Montañas de la Superstición y los Himalayas. También pueden crear una fuerza G que abre los portales al crear un vacío justo bajo el mar de Japón, el Caribe y Argentina. Igual que la curvatura de la Tierra no es evidente en la superficie, asimismo el interior parece aplanado.

 

Los funcionarios de los gobiernos han hecho varios intentos por hacer contacto con el interior de la Tierra, pero hasta ahora se le ha negado el acceso. Están confundidos con su tecnología y su capacidad para crear portales incluso bajo el océano. El que su tecnología sea más inmensa que la fuerza nuclear los hace sentirse amenazados y atemorizados.

 

Nuestro gobierno emplea la frase “el enemigo interior” para referirse al interior de la Tierra. Esto muestra con claridad que los consideran enemigos por su tecnología amenazante, aunque no han intentado interferir ni  hacer contacto con nosotros, y han permanecido aislados.

 

Ramtha señala que cuando nuestra civilización encuentre una base verdadera de amistad con el “enemigo interior” ellos compartirán con nosotros la ciencia y la tecnología que hace posibles los viajes interestelares en un abrir y cerrar de ojos. La guerra como medio de defensa y protección contra la amenaza potencial planteada por otras culturas con tecnologías sorprendentes como estas, es insensata e inadecuada. El Dr. Steven Greer, quien efectuó la investigación más exhaustiva y bien documentada de los avistamientos extraterrestres, al reunir datos de docenas de testigos militares, gubernamentales y de inteligencia, hace la misma observación.

 

La verdad tras los mitos y leyendas de las civilizaciones perdidas, razas olvidadas de pueblos extraños con alegría contagiosa, el don de la longevidad y el amor por una vida sencilla puede contener el secreto que la razón humana necesita encontrar para sobrevivir la siguiente etapa de su crecimiento y evolución.

 

Redescubrimiento de las Perlas de la Antigua Sabiduría - Ramtha
 
 
 
 
 

Los científicos, incluso los de renombre, se equivocaron de forma estrepitosa, y no hace tanto tiempo, pero, tal vez fue debido a que les interesaba a los dueños de la “granja humana” que se equivocasen. No hay duda de que en lo que respecta a cómo está configurada realmente la Tierra también se equivocan actualmente la mayoría de los científicos, pues así les interesa a esos “señores ocultos” que manejan la Tierra debido a nuestra elección de “no saber” y creer lo que se nos dan por sentado.

 

Fueron bastantes los científicos de renombre que se aproximaron a la configuración real de la Tierra tras sus observaciones y sus años de experimentación, pero sus enseñanzas han sido suprimidas: no les convenía a los señores ocultos que nos aproximásemos a la verdad.

 
 

Errores de la gente de ciencia, como para que comencemos a dudar siempre de la enseñanza que se nos entrega:

 

-Las máquinas voladoras más pesadas que el aire son imposibles  -  Lord kervin

 

-El ser humano no volará jamás, porque volar les ha sido reservado a los ángeles  -  Milton Wright (Milton Wright fue el inventor del aeroplano, pero, parece ser que no creía en lo que hacía)

 

-Los aviones son unos juguetes interesantes, pero no tienen interés militar  -  Ferdinand Foch (profesor de la Escuela Superior de Guerra)

 

-El viaje espacial es una soberana tontería  -  Richard van der Riet Woolley (astrónomo)

 

-No pueden caer piedras del cielo, porque en el cielo no hay piedras  -  Antoine Lavoisier (famoso químico francés)

 

-No hay prácticamente ninguna posibilidad de que los satélites en el espacio se utilicen para proporcionar un mejor teléfono, telégrafo, televisión, radio o servicio de comunicaciones dentro de Estados Unidos  -  Tunis Augustus Macdonough Craven (comisionado de la Comisión Federal de Comunicaciones estadounidense, muerto en 1972)

 

-Lamentablemente, la física ha llegado a su fin. En el futuro sólo nos dedicaremos a refinar detalles  -  Albert Abraham Michelson (famoso físico de EEUU)

 

-Nada puede superar la velocidad de la luz: Un rayo supera 310 veces la velocidad de la luz en un experimento en EE UU  de Lijun J. Wang y su equipo 

 

Un análisis bibliográfico e histórico pone de manifiesto que en el quehacer científico existen el fraude y la deshonestidad, aunque su magnitud no se ha establecido con precisión. Este hecho constituye a su vez un descubrimiento científico: la ciencia puede ser objeto del falseamiento y de distorsión por parte de los investigadores sin ética  -  Pablo C. Schulz (1) e Issa Katime (2) ((1- Departamento de Química, Universidad Nacional del Sur, Bahía Blanca, Argentina; 2- Grupo de Nuevos Materiales. Departamento de Química Física. Facultad de Ciencias. Campus de Lejona. Universidad del País Vasco. Vizcaya))

 

 

__________________________________________________________________________________________________________________________
 
 
 
 
 

Existió, existe y existirá un Mundo dentro de nuestro Mundo, esperando pacientemente por nosotros y por nuestro Despertar de la Conciencia, donde todos somos UNO.

Un mundo, tanto interior como exterior, en común-unión realizado en la Luz, la Paz, el Amor y la Verdad. Lamentablemente para la gran mayoría de los habitantes de nuestra superficie terrestre, este mundo, suele ser siempre visto como una Utopía*.

 

Ellos no lo creen real ni creen posible su existencia tanto interna como físicamente.

 

Pero lo más inexplicable es que muy pocos han descubierto el verdadero Misterio, que oculta el enfocar y creer en esta realidad. Ya que lamentablemente muy pocos, se han planteado el desafío, de alinearse a ello y transformarse para poder develar este Misterio.

 

Es cierto también que para que cada uno de nosotros, los que soñamos y anhelamos en verdad descubrir el Misterio entre Misterios, deberemos para ello, enfocarnos en nuestro propio mundo interno, y transformarnos en seres puros, nobles, sagrados, que puedan así habitar este nuevo-viejo ignorado Mundo sin degradarlo; ya que sólo esto es necesario.

 

Pero para ello insistiré:

deberemos enfocar atenta y permanentemente en esto. Se necesita verlo y descubrirlo dentro nuestro. Ésta es la gran clave. Y al enfocarlo y anhelarlo día tras día con todo nuestro ser, podremos encontrarlo… Así podremos aprender y transformarnos en los correctos habitantes del mundo que deseamos.

Recién allí, lograremos acercarnos a él y manifestarlo, como una verdadera realidad tangible

siendo aceptados y reconocidos por sus habitantes amados.

Recién entonces habremos revelado el misterio entre misterios, que guardaban los Ancianos.

 

Marcello G. Martorelli

*se refiere a la Tierra Interna, a la Tierra Hueca, no a habitantes del subsuelo; solo se nos permitirá descubrir ese mundo cuando nuestra conciencia esté preparada por haber crecido en lo espiritual; no permitirán que con nosotros entre la envidia, las ansias de poder del hombre sobre el hombre, las ansias de posesión de lo material por no haber comprendido que la felicidad no está en la posesión de bienes materiales, no permitirán que alguien de nosotros llegue y se dedique al deleite de sus sentidos por no tener otras aspiraciones, etc.; si aún no hemos comprendido que todos formamos parte de un solo ser aún no tenemos cabida en ese mundo

 

 

 

La Tierra Hueca

 

 Desde pequeñitos nos enseñaron que la Tierra era un planeta que su interior  se componía de varias capas hasta llegar al núcleo, ese núcleo era una especie de volcán interno que guardaba gigantescas cantidades de material incandescente. También nos decían que ese material era el que generaba la gravedad, esa fuerza que nos atrae y nos permite caminar sobre la superficie. Todo esto que nos han metido en la cabeza desde niños es completamente falso, una vez más nos han ocultado la verdad y hemos crecido con ideologías que evitan nuestro proceso espiritual.

 

Todos los planetas de este sector de la galaxia son huecos, incluyendo las estrellas como el Sol, este Maravilloso Planeta en el que estamos encarnados llamado Gaia, también es hueco. El Planeta se divide en tres zonas, la primera es la que todos conocemos, la llamada Superficie, la segunda es la zona interna de la superficie terrestre, dentro de ésta existen miles de cavidades gigantescas que rodean toda la tierra (esta no es la tierra hueca), es justo en esta zona donde nace la fuerza de atracción que hace que no nos caigamos del planeta. La tercera zona es el centro del planeta, es ahí donde existen miles de Hermosos Espíritus de diversas Razas Cósmicas, de hecho ahí es donde los sobrevivientes de Lemuria y Atlantida llegaron a resguardarse, donde han habitado desde hace miles de años, se han estado preparando para salir a la superficie y juntarse con los que estamos acá arriba, de hecho ellos son los hijos que Gaia dará a Luz muy pronto. Ellos y los que estamos en la superficie planeamos esto desde hace incontables miles de años, ellos decidieron estar ahí abajo y nosotros acá, aprendiendo y evolucionando, pero llegará un momento en el que nos volveremos a juntar físicamente para seguir aprendiendo ellos de nosotros y nosotros de ellos.

 

Como mencioné, en la Tierra Hueca existen océanos, lagos, ciudades, bosques, selvas y hasta un Hermoso Sol Interno, tal como el que vemos nosotros en la superficie, pero pequeñito, de hecho ese Maravilloso Sol es la Llama Tripartita del Planeta, es su Amada Presencia de Dios Yo Soy, recuerda que Gaia está vivo, es un Ser Altamente Evolucionado. Te preguntarás y ¿cómo es posible que las personas y los “animales” que habitan la Tierra Hueca no se caigan y cómo pueden vivir ahí? Ellos caminan en el interior al igual que nosotros acá en la superficie debido a que la segunda zona del planeta, la intermedia, es la que genera la gravedad, los océanos intraterrenos se mantienen ahí por la misma fuerza de atracción que los océanos externos. En este hermoso lugar no existen vibraciones bajas, ni obscuridad, es un lugar sagrado en el que las frecuencias son altísimas, de hecho nosotros necesitaríamos elevar la nuestra para poder entrar. 

 

Alrededor de la superficie terrestre existen varias entradas a este lugar sagrado, las dos más importantes son los llamados Polo Norte y Polo Sur, que por cierto, también lo que nos contaron en la escuela de que son lugares inhabitables, que están llenos de hielo, que es imposible que el hombre llegue ahí, es totalmente falso, de hecho son de las regiones del planeta más habitables, son lugares con flora y fauna maravillosa, hay miles de representantes de Razas Cósmicas “animales” viviendo en armonía. Justo en estos polos están las dos entradas más grandes al interior del planeta, es muy curioso porque en los gigantescos bloques de hielo que llamamos iceberg (en alemán quiere decir montaña de hielo) muchos de ellos son de agua dulce, sí, por increíble que parezca, en medio de un océano salado hay extensiones de bloques de hielo de agua dulce que además están llenos de miles de semillas de distintas especies de flores y plantas; en teoría esto no tendría sentido, porque para las enseñanzas escolares que recibimos sería imposible que hubiera vida vegetal en áreas tan frías. Como siempre, los gobiernos obscuros no quieren que nos enteremos de esto y como no quieren que sepamos que existe la Tierra Hueca y esas entradas, nos inventaron que ahí sólo existe hielo, si lo ves en una toma satelital en internet, aparecerá sólo hielo que la NASA (la NASA es una empresa reptiliana dirigida por los grises) ha puesto con fotomontajes para que no se puedan ver esas entradas, de hecho los cientos de videos de tomas satelitales recorriendo el planeta, sólo pasan las partes que conocemos de los continentes, pero nunca pasarán las áreas donde se ubican estas entradas. 

 

Actualmente existe un diámetro kilométrico de extrema vigilancia militar por parte de los gobiernos en estas áreas del Planeta, si alguien quiere acercarse es derribado o hundido en cuestión de segundos, es una zona altamente vigilada. Además del Polo Sur y Norte existen muchas otras entradas al interior del Planeta, por ejemplo el Monte Shasta en california, el Lago Titicaca en Perú y Bolivia, el Nevado de Toluca, de hecho el Zócalo de la Ciudad de México es otra entrada, aunque vibracionalmente se puede entrar, fue construida la plancha y la catedral justo ahí por los obscuros conquistadores para tratar de ensuciar la alta vibración que tiene este portal y evitar la conexión directa de México con las ciudades intraterrenas; donde ahora se asienta la Ciudad de México antes era un extenso lago, que fue literalmente “tapado”, sí ahora está lleno de edificios, calles y asfalto, todo para evitar que se tuviera contacto con esta hermosa entrada a la Tierra Hueca. Antes de ser “taponado” este hermoso lago era una entrada tan importante como lo sigue siendo el Lago Titicaca, de hecho es un sitio sagrado en donde la Hermosa Raza Solar Halcón Cóndor ha estado presente desde hace miles de años, no por nada el símbolo de la Hermosa Bandera Mexicana es un Águila destruyendo a una serpiente, aquí iniciará la caída de las fuerzas obscuras. No importa que hayan “taponado” ese lago, nada evitará que esta zona del planeta siga adelante con su bella misión.

 

 Cuando salgan nuestros Hermosos Hermanos que han vivido en la Tierra Hueca desde hace miles de años en completa evolución, se implantará en la superficie el mismo sistema de vida que han llevado ellos ahí abajo, todo será llevado a cabo a través de Sabiduría Cósmica, no habrá dinero ni sistemas esclavizantes, todo será aprendizaje, crecimiento espiritual para todos los seres vivos de todas las razas que estamos aquí en Luz y Amor; ese será el comienzo de la nueva Tierra, se llevará a cabo la máxima Universal “Como es arriba es abajo, como es abajo es arriba” 

 

Gerardo Amaro – El libro más pequeño del mundo con las verdades más grandes del mundo

 

 

Del apartado Proyecto Ser Humano
 
 

Hace miles de años, cuando la Tierra brillaba más que ningún otro planeta de tu sistema solar, las 32 civilizaciones más avanzadas del Universo Local decidieron crear una nueva Raza universal que tuviera lo mejor de cada una de ellas y la esencia de los tres universos.  Esta esencia, sustancia divina, se llama AMOR o Energía Crística.

 

Esta raza sería la más evolucionada de todo tu universo, la Raza 33.

 

1-Seres de Pléyades, 2-Cinturón de Orión, 3-Nebulosa de Orión, 4-Escorpiones, 5-Apunianos (Alfa Centauri B), 6-Constelación del Cisne, 7-Sirio A, 8-Sirio B, 9-Sirio C, 10-Lyra, 11-Vega, 12-Andrómeda, 13-Arthurianos, 14-Alfa Centauri A, 15-Antares, 16-Casiopea, 17-Altair, 18-Procyon, 19-Nuraios (Hijos del Sol), 20-Carianos (Galaxia Carina), 21-Pegassos, 22-Osa Mayor, 23-Constalación del Águila, 24-Constelación del Can (Adhara), 25-Seres de Ara, 26-Cepheus, 27-Herculianos, 28-Seres de Algol, 29-Galaxia del Triángulo, 30-Piscis Australis, 31-Representantes de Hidra, 32-Nebulosa Ojo de Gato.

 

Los reinos más sabios de estas constelaciones y galaxias, en concreto 32, visitaron tu amada esfera azul para dar comienzo a uno de los mayores proyectos que haya habido en el Universo Local: La Raza Humana.

 

Estas civilizaciones crearon un Templo Físico, a través del cual una Conciencia estelar pudiera experimentar. En este Templo unificaron lo mejor de cada Raza en forma de 32 códigos estelares (insertados en la columna), junto a una Malla energética donde reside toda la experiencia vital de la Conciencia que encarna. Recuerda que esta Malla divina permite a dicha Conciencia encarnar y así experimentar.

 

Son los Pleyadianos, en concreto, los seres que viven en Taygeta (una de sus estrellas), quienes se encargan de acompañar a las Mallas sagradas que envuelven a cada ser que habita en el cosmos, en forma de puente interdimensional, es decir, de una dimensión a otra. Los pleyadianos son conocidos como los “Sembradores del Espacio”.

 

Los seres de Taygeta comenzaron a “sembrar”, a acompañar estos moldes divinos junto con un representante de cada una de esas 32 civilizaciones en la era Mesozoica de la Tierra, cuando todos los continentes estaban unidos. Ya en aquella época de la historia había vida en la esfera, vida intraterrena, debajo de la corteza terrestre; ya que toda forma de vida en el Universo se manifiesta dentro de las esferas, nunca en la superficie, salvo en algunas excepciones, como es la formación de una raza cósmica.

 

En aquel entonces, la Tierra tenía su propia manifestación de vida, condiciones climatológicas y solares, agua, vegetación, minerales y otras formas de vida intraterrena desconocidas aún por la humanidad.

 

Los Hermanos Mayores (las 32 civilizaciones más avanzadas) asentaron sus bases debajo de la superficie terrestre, creando ciudades, laboratorios, pirámides sagradas, escuelas suprafísicas y una amplia magnitud de herramientas para comenzar a desarrollar la nueva raza. Estaban en continua comunicación con el núcleo interno de la esfera y con el núcleo del Universo Local, abriendo coordenadas de tiempo y de espacio, y en permanente contacto con sus lugares de origen, monitoreando la evolución de este milagro universal.

 

Así nació la Raza Humana, un proyecto genético universal, amparado, contenido y monitoreado por sus creadores. Ellos decidieron preparar la superficie de esta esfera, en la que la Raza Humana se desarrollaría, cubriéndola con una capa etérea que protegiera a los seres de la irradiación fotónica de los tres universos.

 

Desde el comienzo del proyecto hasta este momento los Hermanos Mayores te han cuidado y acompañado en cada respiración, esperando que de manera consciente enlaces con ellos. Nunca se fueron, nunca te dejaron, su oferta es total y absoluta. Se trasladaron desde sus lugares de origen hasta esta esfera para ofertarse al plan cósmico, siendo testigos del crecimiento de este futuro reino. Es por ello que el proyecto de crear una nueva Raza no está amparado solo por la ciencia cósmica, es algo mucho más importante, es un Plan divino y sagrado de Amor eterno.

 

Es necesario reflexionar profundamente: tú eres una Conciencia estelar que ha encarnado en una raza cósmica a través de tu Templo Físico para vivir una experiencia como Ser Humano. En realidad no eres un ser humano, estás viviendo una experiencia a través de esta manifestación física. El Ser Humano está por desarrollarse y eres quien está acompañando este proceso sagrado.

 

La Raza 33 - Anael
 
 
 
 
RED DE LUZ

 

 Formáis parte de una Red Cósmica de servicio. Esto forma parte de vuestra realidad solar. Pero esa Red de Servicio Cósmico se activará en la Tierra como Red de Luz completa, cuando todos los hijos del Sol despierten conscientemente a la verdad de sus orígenes solares.  En los planos sutiles, más allá de Atma, esa Red Cósmica de Servicio ha permanecido activa en vuestros seres, volcando luz a diversas regiones de las estrellas, pero aquí, en la Tierra, la Red de Paz Solar y Luz de Vida no puede instalarse realmente sin un “SÍ” consciente del ser humano, aceptando su realidad espiritual y cósmica.  Muchos de vosotros habláis de LA RED DE LUZ PLANETARIA, y tenéis diversos conceptos de lo que ello significa, pero casi ninguno de vosotros, excepto los que han despertado a la totalidad de estos conceptos, entiende a la RED DE LUZ como aquí la estamos explicando. 

 

Repetimos y señalamos que la Red de Luz está en proceso de activación y espera el despertar consciente de miles de hermanos solares en la Tierra. Por ahora, este proceso de despertar está estacionario. Pocos son los que han recordado en sus corazones su origen estelar y solar; y en ellos la Luz del Recuerdo se ha anclado. Ellos son como “faros en la noche oscura de la humanidad”. Ellos son antorchas de Fuego Solar, esparcidas por todo el globo planetario. Desde el Cosmos, pueden verse etéricamente como pequeños puntos de luz esparcidos por la superficie planetaria. Pero son muchos más los que deben “RECORDAR”, renaciendo al Sol, para que la RED DE LUZ en el planeta sea activada a pleno, ayudando así a la ASCENSIÓN PLANETARIA. 

 

Por ahora, esta Red de Luz está vitalizada en el planeta por los centros intraterrenos, desde donde seres encargados de vitalizar la Vida, se proyectan a la superficie planetaria para sostener energéticamente la vida humana. De cierto os decimos, que de no ser por nuestros agentes intraterrenos, que de corazón se dedican a esta misión, la vida de superficie hubiese desaparecido ya, por que el hombre en general no proyecta y genera luz en verdad, sino que proyecta cada día las emanaciones de su ego de barro, que son energías de odio, incomprensión, ignorancia, egoísmo, separatividad, ilusión, y densidades de todo tipo. Si la humanidad de superficie hubiese sido dejada a su suerte, ya hace tiempo hubiese desaparecido, por que se hubiese “ahogado” en sus propias creaciones. 

 

Nuestros agentes intraterrenos han prestado su servicio para limpiar el ambiente astral planetario hasta cierto grado que permita la vida, y ciertas tareas de limpieza energética en este sentido han sido llevadas a la superficie planetaria como “enseñanzas” por agentes nuestros que han tomado cuerpo material para poder llevarlo a cabo. Así, han instruido a humanos que, sintiendo el llamado interior, acudieron a aprender esas enseñanzas, transformándose así en agentes conscientes para la limpieza energética planetaria. Esto ha ocurrido desde hace décadas.

 

Cada cual sabrá a qué enseñanzas nos estamos refiriendo.  Los que se vincularon a esta labor de servicio planetario son agentes del Sol que sintieron el llamado tras las puertas de las lecciones ofrecidas, pero para la mayoría el “despertar-recuerdo” ha sido leve. Aún así estos sectores de servicio han sido activados en la superficie de la Tierra por nuestros agentes intraterrenos, y así un Plan de reactivación de LA RED DE LUZ fue puesto en marcha, aunque con pesado movimiento.  En la vida material de superficie todo es pesado a nuestra vista, todo parece moverse muy lentamente. Nos da esa óptica nuestra vida propia en esferas más sutiles, y en vehículos (cuerpos) livianos energéticamente, que nos permiten movernos en las creaciones y manifestaciones a una velocidad mucho más ágil que la que requiere la manifestación material de vuestro mundo.

 

 Nuestra vida es intraterrena, es decir que vivimos en sitios-energía que vosotros jamás sospechasteis que podrían albergar vida inteligente, y menos aún más evolucionada que la de vuestra humanidad.  Este conocimiento fue aportado por la Jerarquía espiritual a partir de la apertura de un Portal en el hemisferio sur de América, y por ese Portal ha brotado una luz de conocimiento que de a poco ha ido cambiando la mentalidad de muchas mentes humanas, preparando así el retorno de la luz al oscurecido mundo de superficie.  Lo que se ha dado en conocimiento sobre las civilizaciones intraterrenas ha sido solo una porción menor de la verdad, pero era suficiente para empezar.

 

Lo cierto es que la vida intraterrena está en toda la Tierra, existen pasadizos que son semejantes a vuestras “rutas” en la superficie (para que lo entendáis) que conducen de una a otra ciudad de luz, pero existen muchas ciudades de luz dentro de la Tierra, muchas más de las que han sido exteriorizadas en conocimiento. En sus inicios “AGHARTA” era un nombre legendario y genérico para señalar la misteriosa vida dentro de la Tierra, pero ese conocimiento casi mitológico fue ahondado y ampliado con la apertura del Portal que más tarde se abrió, al que hicimos mención, dando mayores especificaciones y pruebas de esas civilizaciones internas. 

 

El concepto del mundo, del planeta y de la vida en vuestro planeta, está variando radicalmente, en semejante manera a como cambió la idea de la Tierra plana a la Tierra redonda. En aquel tiempo, fue una auténtica revolución del pensamiento tal descubrimiento, pero no lo es menos ahora con el advenimiento de las nuevas verdades proyectadas.  Ya nadie puede negar hoy la redondez de la Tierra, ¿no es verdad?; y sería de necio y loco el pensar hoy en la Tierra chata… ¿no es así? Bien, llegará el tiempo en que será igualmente una locura el pensar que el hombre está solo en al Tierra y el universo, por que tales ideas habrán sido sepultadas en el olvido tras el nacimiento de una era revolucionaria del pensamiento y el descubrimiento. 

 

¡Estáis ya en ese camino!  ¡Atreveos a ser los precursores de este nuevo tiempo!  Que no os importe si sois tratados de locos, fantasiosos o soñadores. Y si así os tratasen, dejad resbalar esos comentarios y adjetivos, sin intentar convencer a nadie, porque de cierto os decimos que estas verdades tienen su propia energía y quedarán expuestas y comprobadas tarde o temprano por su propio impulso.  Sed simplemente portavoces, nada más; y “sacudid vuestras sandalias” y seguid caminando cuando no se os respete o vitupere. 

 

Sois los portavoces de un nuevo tiempo, único y nuevo en vuestra humanidad. Llevad esta misión con alegría y orgullo, no para envanecer a vuestros pequeños egos de barro, sino el “orgullo humilde”, aunque os parezca paradójico, de saber que pese a las dificultades, vais por la senda que vuestro corazón señala.  ¡Entrad por la puerta de los nuevos paradigmas!  Amados sois todos y cada uno por la Jerarquía Solar Planetaria, de la que muchos de vosotros formáis parte, aunque no lo aceptéis o recordéis por ahora.  Nuestra Paz es vuestra Paz.

 

 Hermanos de “Agharta”