Almas incompletas

 
 

Creo que todo tiene alma, incluso las piedras*, incluso los engendros creados por los oscuros en laboratorio a partir de alguna de nuestras células (clones de humanos) e incluso los engendros creados a partir de células de animales (clones de animales).

 

Todo está animado; nada está sin vida en su interior, pues cada átomo de lo que se compone algo está animado en un movimiento continuo y está soportado por el SER, por Dios, en su Mente y está soportado energéticamente por la DIOSA como energía.

 

Pero existen diferencias en cuanto a los cuerpos sutiles que habitan cada una de las creaciones, ya sean creaciones de los Logos o los Sub-Logos (Seres partes de Dios próximos a Él que crearon los universos y lo que en ellos existe según su voluntad) o creaciones de seres humanos o de seres adelantados tecnológicamente pero rezagados en lo espiritual que también se manifiestan en los mundos densos, 3D, o en mundos muy  próximos a los mundos 3D.

 

Esas diferencias radican principalmente en la cantidad de cuerpos de otras dimensiones que están adheridos a un ser y sobre todo si junto a un ser existen cuerpos de alto nivel vibracional propios de dimensiones muy elevadas o no existen.

 

Si no tuviera alma un clon humano este no manifestaría lo que llamamos vida y sería un cuerpo inerte. Llevan miles de años luchando algunos de los seres de los que llamamos “Grises” (no me refiero a los Grises esclavos de los seres que conocemos como seres Reptilianos) para lograr que algunos  cuerpos de dimensiones elevadas que nosotros poseemos se adhieran a sus clones; ellos se reproducen por clonación, pues perdieron la capacidad de reproducirse como nosotros, y sueñan con tener emociones, una capacidad que perdieron, pero las emociones son propias de los cuerpos más elevados del hombre ya sea en la Tierra o en planetas en los que existen seres humanos similares. Las emociones son propias de lo que llamamos alma en sus niveles vibracionales superiores.

 

Los clones humanos fabricados por los oscuros tienen alma, pero un alma propia de los mundos del Astral de baja dimensión; es decir, que están principalmente habitados por lo que llamamos “demonios” y son seres casi carentes de emociones debido a que quienes hasta ahora los crearon a nuestras espaldas, en nuestro subsuelo, son gentes habitadas principalmente por almas de los niveles astrales inferiores.

 

Cada una de nuestras células tiene alma también y es una especie de holograma de nosotros mismos, un alma con representación de varios mundos, incluso de los de alto nivel dimensional; es decir, se pudiera lograr por clonación un ser no solo muy similar a nosotros en aspecto, sino que también pudiera estar dotado de un alma bastante similar a la nuestra. Pero cuando alguien con tecnología, pero alguien que crea con malas intenciones, produce clonación humana, las almas de nivel superior no estarán presentes en su creación, pues alguien dotado de un alma con cuerpos de alto nivel dimensional pudiera no ser apto para ser programado para misiones concebidas de forma egoísta, es decir, pudiera ser difícil programarlo para hacer el mal, ya que pudiera sentir remordimientos o pudiera elegir no proceder con las órdenes de su programación.

 

De alguna forma lograron los malos que tan solo las almas de niveles inferiores se adhieran a sus creaciones. Esta es la gran diferencia entre las creaciones de los malos, clones programados como esclavos de los oscuros, y un ser humano que es humano de pleno debido a portar un alma habitada por seres de las dimensiones más elevadas.

 

Durante muchos miles de años hemos venido siendo engañados acerca del alma por los sacerdotes de alto nivel quienes actuaron a través de sacerdotes sencillos los cuales tan solo predican lo que se les enseñó pero sin tener idea de las intenciones con las que se les enseñaba algo y creyendo que lo que se les enseñaba representaba la verdad. A un nivel más amplio esto mismo ocurre actualmente con los profesores de las universidades (sacerdotes de bajo nivel) los cuales enseñan lo que les han hecho aprender y no se dan cuenta de que han sido herramientas de los jefes de alto rango de los seres oscuros, los sacerdotes de alto nivel en la escala de quienes tienen la misión de tendernos trampas, las trampas que nosotros hemos de aprender a sortear para elevarnos cada vez más en conciencia y espiritualmente.

 

El Libertario

*estas están habitadas por espíritus elementales; del mismo modo las plantas están habitadas por espíritus elementales

 

 

Creo que los oscuros del subsuelo de la Tierra y del Mundo Astral que rodea la Tierra habían aprendido técnicas para retener nuestros cuerpos de bajo nivel dimensional (de bajas vibraciones), los cuerpos del Astral, a fin de usarlos para sus propios intereses, tras nuestra desencarnación.

 

Pero esto ya no se les permite hacerlo por Decreto del Creador debido a que ello ponía en desventaja a la Luz sobre la Oscuridad, pues estos últimos se habían permitido en exceso el retener las almas de los humanos que no hubieran sido seres ejemplares y comprometidos con el Bien.

 

Esto suponía una lucha entre la Luz y la Oscuridad por el alma de alguien que estuviera en una posición intermedia por estar cerca del 50% entre actuaciones egoístas y actuaciones altruistas y sobre todo, quedaban secuestrados los seres de los nuestros con propensión a actuar egoístamente, es decir, con propensión a hacer el mal. Ello ocurría tras dejar su cuerpo carnal cada uno de estos seres.

 

Esta posibilidad de retención les ha sido denegada a los seres oscuros, pues habían excedido los límites permisibles.

 

Los oscuros tienden a excederse en su cometido y es lo que ocurrió hasta ahora en todos los ámbitos en nuestro mundo.

 

El Libertario

 

 

El DEMONIO es tan solo nuestra ignorancia y la mentira, el haber entendido como verdad lo que es mentira, el alimentar a nuestro lado oscuro debido a nuestra programación distorsionada.

 

Debido a esa programación basada en la Mentira el hombre actúa contra el hombre, contra los animales y contra la naturaleza. Debido a esa programación el hombre mata por “deporte” y se entrega con frecuencia a hacer “nada útil” para la sociedad que le acogió. Debido a esa falsa programación el hombre miente, adora a seres al margen de él, se convierte en mercenario, odia, desconfía sin motivo, es rencoroso, desalmado, no muestra piedad, etc.

 

No, no son los seres de otros planos los que nos llevan a la ruina y a nuestro final; son hombres que se dejaron engañar y dieron así cabida a filosofías que a la larga arruinarán al hombre y a la sociedad en la que vive.

 

Quien actúa contra el hombre de bien es otro hombre que alimentó su lado oscuro. Alimentar al lado oscuro significa descender en la escala evolutiva (involucionar), bajar peldaños de ascensión en vez de subirlos, acortar la vida del grupo en el que ese hombre se halla, llevar una raza a su caída, etc.

 

Al demonio se le aniquila alimentando cada uno su lado positivo, buscando sin descanso la verdad, siendo intuitivo, teniendo como meta en la vida hacer el Bien.

 

Todo lo que nos contaron las religiones fue programación para limitarnos, fue trampa que nosotros deberíamos haber descubierto, pero no te equivoques, la ciencia que se nos entrega es la nueva religión.

 

El Libertario

 

 

Las gentes de USA en su dormir y dormir ni imaginaron los males tan grandes que sufrían sus niños raptados por las gentes más oscuras.

 

Las gentes Nueva Era nos enseñan una y otra vez, sin perder ocasión en cuanto pueden, que si no piensas en el mal, si no te centras en él, este deja de existir. A mí se me ha dicho muchas veces que no piense en los seres negativos, esos seres capaces de raptar niños, que no me centre en ellos, pues si me centro en ellos les doy fuerza. No me servía de nada expresar que no me centro en ellos y que tan solo intento conocer a los oscuros para no caer en sus trampas y para poder prever sus actuaciones.

 

Hasta ahora cada año desaparecían en EEUU al menos 730.000 niños y en Europa más de 250.000

 

¿Habrá acabado la desaparición de niños por el hecho de que a diario nos mantengamos ajenos a estos hechos y vivamos sin imaginar estas tragedias? Pues lo cierto es que el mantenernos sin conocer estos hechos, algo a lo que contribuye plenamente el Sistema satanista y sus medios de masas, no ha evitado el que esto suceda.

 

Tampoco a un grupo de ovejas en su aprisco las deja de atacar el lobo por el hecho de que no piensen en él.

 

Más bien el mantenernos desconocedores de esta realidad lo que hace es que los satanistas puedan actuar sin la más mínima traba y sin temor a ser descubiertos.

 

A lo que contribuyó el ignorar es a facilitar el que se siguiera raptando a nuestros niños y que nadie investigara quiénes lo hacen, dónde llevan a los niños y cómo rescatarlos.

 

La gente no pensó en este mal, ni cedió energía a los oscuros, los raptos siguieron ocurriendo y las atrocidades se siguieron cometiendo, pero los mayores no protegieron a estos niños ni los liberaron, pues estaban mirando para otro lado.

 

El hecho de que la gran mayor parte de la gente de EEUU, más del 99%, desconociera las prácticas de los satanistas en su subsuelo no solo no contribuyó a que estas prácticas desaparecieran, sino que favoreció el que existieran*.

 

Lo importante es conocer, pero una vez que se conoce hemos de tener presente que todos somos hermanos y hermanas. Muchos de los nuestros se equivocaron, pero así ha de ser el camino del aprendizaje; nos equivocaremos.

 

Nuestro error sería centrarnos en los errores de los demás y odiar a quienes se equivocaron. Lo que hay que evitar es el ceder nuestra energía a lo negativo (odio, rencor, deseos de venganza, etc.). Lo que hemos de hacer es estar alerta para que quienes de entre nosotros son capaces de servir a la Oscuridad mediante el rapto de niños no tengan la posibilidad de hacerlo. Estas gentes son las únicas de entre nosotros que deberían de estar con libertad limitada en entornos donde no puedan dar paso a sus inclinaciones.

 

 
El Libertario
 
*creo que es muy importante conocer cómo actúan los oscuros, pero se ha de hacer sin que ello produzca el más mínimo miedo en nosotros; se ha de hacer sabiendo que si se hacen bien las cosas el Bien siempre vencerá al Mal, la Luz siempre vencerá a la Oscuridad. Pero hemos de tener cuidado a la vez que investigamos de no regalarle miedo, pues el miedo, nuestro miedo, es entrega de energía a la Oscuridad y con nuestros miedos la fortalecemos