Eres un Ser Inmortal

 

Si  eres un ser de los llamados a despertar a los demás, no has de tener dudas.

Has de tener la absoluta seguridad de que eres mucho más de lo que aparentas: un ser inmortal.

Si tienes necesidad de experimentarlo para creerlo porque no crees lo que otros han experimentado, puedes experimentarlo por ti mism@.

Entonces te aconsejo que acudas a alguien muy experimentado en hacer regresiones, que sea un buen profesional, y que repases tus vidas anteriores. Esto es muy útil para los casos en los que existe una fobia o un trauma no asociado a algo que nos haya sucedido en esta vida, pues en una sola sesión o unas pocas el trauma desaparece. Así podrás tomar conciencia de algunas de tus vidas más significativas, de tu vida entre vidas o de aquello que te propusiste mejorar en ti o experimentar en esta vida.

Tras hacerlo te convertirás en un jugador lúcido.

 

El Libertario

 

 

LA PALABRA MUERTE NO EXISTE EN EL UNIVERSO…

 La palabra – Muerte - no existe en el universo, puesto que si muchos seres dejaron su cuerpo material, no significa que murieron, su energía eterna encarnará y continuará su existencia de vida *, lo único que ellos hicieron es cambiar su vestido. El universo no elimina, extermina, destruye, descompone o descarta, el universo todo lo recicla, porque todo está vivo y vive en él. El universo siempre está pensando en un proyecto mayor y beneficioso para él mismo y para todos los seres vivientes que existen en él. Por esta razón ustedes tienen que tener calma y paz en sus corazones y no sentirse angustiados o temerosos por los acontecimientos futuros. Continúen con sus vidas, su trabajo, la unión familiar, el despertar de la consciencia, el trabajo interno de mejorar día a día, aumenten su conocimiento y entendimiento y sobre todo aprendan a amar. Viviendo de esta manera ustedes estarán preparados siempre para cualquier eventualidad, no estamos hablando de desastres o tragedias, estamos refiriéndonos a las eventualidades y problemas de la misma vida. ¿Acaso no tienen constantemente terremotos, tsunamis, huracanes y más, por sus emociones internas no trabajadas ni entendidas?
Únanse al universo con amor y traten que EL AMOR los conduzca a la elevación del pensamiento, realizando con esta actitud de vida, el milagro de transformar el interior y el exterior del planeta, de esta forma construirán el edén que siempre buscaron, para ustedes y sus generaciones posteriores. No lograrán nada sintiendo dentro de ustedes el miedo y terror, al contario disminuirán la fuerza interior que los impulsa al mejoramiento de todos. Ustedes tienen una fuerza interna que aún no la conocen, es una fuerza dinámica increíble y si se proponen la volcarán hacia afuera y con ella transformarán al planeta con solo desearlo y proyectarlo. Para realizarlo deberán primero conocer el alcance de esa fuerza y tener la espiritualidad para manejarla con: Calma, Madurez, Sensatez, Discernimiento, Responsabilidad, Conocimiento, Entendimiento y mucho Amor… Una vez que activen su fuerza interior, es ella la que los impulsará a viajar en el infinito del universo”… 

EL SER UNO IV – El Alineamiento Cósmico

*por supuesto, el antiguo cristianimo tenía claro la existencia de la reencarnación, tal como enseñó el Maestro, pero los falsarios del concilio de Nicea escondieron este concepto; ya habían pasado a la dirección del cristianismo los agentes del Gobierno Secreto para hacer que en nuestro entorno imperase la oscuridad

 

 

La muerte es la puerta que franquea el paso hacia la liberación. La muerte representa la libertad de la decrepitud de la forma. La muerte es la mano que mitiga todos los sufrimientos que ha causado la ignorancia. De hecho, la muerte –si sabemos cómo experimentarla consciente y correctamente- es el grande y único proceso que puede ayudarnos a despertar la totalidad del estado de conciencia humano a la percepción consciente completa y continua; a integrar lo humano a la totalidad del ser, y a restituirle al ser humano al estado de perfección original de conciencia y el sentido de inmortalidad que le es inherente.

Curso intensivo sobre el Bardo  -  Dr. Benito Reyes

 

La libertad personal y el progreso espiritual de cualquier civilización se forman a partir de la comprensión básica de cómo cada pensamiento afecta y crea la realidad mayor –del mismo modo que la realidad global deja su huella en la experiencia personal. Recordad: todos los aspectos, dimensiones y realidades son sólo reflejos del Uno –El Todo lo que Es.

También vosotros sois todo; también nosotros lo somos.

Lo es la oscuridad; lo es la luz

Nunca, ni siquiera por un momento, existís en estado de separación: ni en el nacimiento, cuando vuestro espíritu toma forma cristalizando la conciencia del alma como materia, ni al morir, cuando os despojáis de vuestra pesada vestidura y retomáis las alas; ni ahora, mientras camináis como seres físicos en el mundo del samsara.

 

¡Basta de Secretos! ¡Basta de Mentiras! – Patricia Cori

 

La naturaleza de la muerte

La vida es eterna. No hay ninguna muerte. Si la gente comprendiera correctamente la muerte, ya no tendría ningún temor a lo desconocido. La muerte no es más que una transición inevitable que toda alma realiza cuando abandona el cuerpo físico. Se trata de un estado de mayor libertad que no limita el alma al tiempo y al espacio.
La muerte es un cambio en la velocidad de vibración. En el momento de la muerte, la fuerza de energía, o alma, que es tu Yo real se desprende de la vibración inferior del cuerpo físico. El cuerpo vuelve a ser polvo, porque el cuerpo etérico o de energía ya no habita en el vehículo físico. En ese estado llamado “muerte”, la energía, tu espíritu, abandona el cuerpo físico y no regresa. Tu personalidad, memoria, todo lo que tú consideras que eres, se marchará con esta energía porque tú eres energía.
Nosotros pensamos que la vida y la muerte son meras transiciones, cambios en el nivel de vibración en un proceso constante de crecimiento y desarrollo. La energía de Vida, Dios, está a la base de toda experiencia de vida y de muerte y es lo Inmutable. Nunca nos libraremos de los ciclos de muerte y renacimiento hasta que lleguemos a conocer esta Energía que está detrás de toda apariencia, todo ciclo y toda etapa de crecimiento. Cuando conocemos al Único, la base de nuestro verdadero ser, empezamos a identificarnos con nuestra naturaleza eterna, en lugar de hacerlo por las etapas por las que estamos pasando en un determinado momento en cualquier vida en particular. Conocer el Yo es conocer todas las cosas.
 

La Muerte no Existe – Betty Bethards

 

 

Nosotros somos los que estamos muertos. Los que están al otro lado están vivos.

“Lloramos al nacer y nos regocijamos al morir. Sois vosotros los que sois una ilusión y nosotros somos la realidad”. Lo que creemos que es la vida es una ilusión. Cuando otras personas mueren, estamos llorando por nosotros mismos, pues ellos se han ganado el regreso a casa.

La Muerte no existe – Betty Bethards

 

 

La terminación de la vida se experimenta generalmente como un acontecimiento triste ante el que los familiares, parientes y amigos suelen llorar. Las enfermeras nos contaron lo difícil que resulta evitar los sentimientos depresivos cuando cuidan a moribundos, y los doctores suelen decir que “su estado es desesperado”. Las ansiedades de la muerte son una preocupación común de la literatura psicoanalítica.
A pesar de este pesimismo predominante, no todos los pacientes terminales se encuentran en ese estado de temor, depresión o apatía. En el estudio piloto hacíamos una pregunta inusual: “¿Ha observado en los moribundos un alza repentina del estado de ánimo que les lleve a la exaltación?”: La respuesta fue afirmativa para 753 casos informados por 169 observadores. La elevación del estado de ánimo en los estadios terminales puede surgir por encima del pesimismo y el dolor del moribundo. Una frase que resultó común en los observadores médicos fue: “se iluminaron”

 

Dr. Karlis Osis  -  A la Hora de la Muerte

 

 

Observé los últimos días de un pariente cercano de mi mujer; el hombre, que había sido de bien durante toda su vida, se hallaba en un estado muy deteriorado, atiborrado de los antibióticos que le suministraban en su residencia de la tercera edad, y con visible candidiasis debida a la acción de antibióticos en anteriores ocasiones. Dos días antes de su tránsito le vi con el ánimo muy mejorado y me dijo que había tenido una visión maravillosa, maravillosa; al día siguiente fuimos a visitarle también dado lo delicado de su salud en los últimos días; nos despidió a su hermana y a mí como nunca lo había hecho sin dejar de ondear la mano al despedirnos (sobre las 8 de la tarde). Sobre las cuatro de la mañana de la noche por venir dejó su cuerpo.
Algo había cambiado su semblante y su esperanza.
Una ventana abierta a los otros mundos puede ser de gran ayuda, aunque sólo se abra durante un momento, y quienes lo experimentaron están seguros de que no fue una alucinación, como determinaría cualquier profesional al que la “ciencia” controlada por la élite oculta deformó con una muy corta visión de todo lo que nos trasciende ((es algo enseñado muy a propósito para que ninguna oveja se escape del redil))
 
 
El Libertario
 
 
 
 

Tras la experiencia de casi-muerte las personas pueden transformarse:

 
-personas que se convierten en notables sanadores, ministros, artistas, músicos, terapeutas e inventores con grandes dotes de innovación
-la inexplicable habilidad para canalizar información del Otro Lado y/o de la naturaleza, de lo incorpóreo, de los otros reinos, incluyendo la capacidad de conversar con los muertos (y tal vez incluso de verlos)
-la adquisición de un potente campo de fuerzas. Algunas personas pueden poseer asimismo facultades psicocinéticas (influir sobre la materia y/o manipularla con la mente)
-una alta capacidad de empatía, hasta el punto de asumir el sufrimiento o la enfermedad de otras personas.
-recuerdos de una anterior existencia “extraterrestre” y de haber inmigrado al planeta Tierra, sueños de OVNIS, encuentros con alienígenas.
-cambios de tono de la tez, cambios en el aparato esquelético-locomotor, como articulaciones que comienzan a debilitarse por razones desconocidas, costillas que se dislocan con facilidad, caderas que ocasionalmente se desequilibran con más frecuencia de la normal.
-cambios significativos de aspecto.
 
Retorno de la Muerte – P.M.H. Atwater
 
 
 
 
 

Desencarnación y miedo

 

El miedo a la vida es el principal bloqueo que el Ser Humano siente y padece a lo largo de su encarnación. En realidad, todo es vida; no existe la muerte, allá donde reside cada hálito divino. Y sé que a pesar de que ahora no puedas llegar a comprenderlo de forma racional, existe una memoria en cada célula de tu cuerpo, en cuyo núcleo se grabó una estructura bien definida y clara, una línea que tiene un comienzo y un final. Nacimiento y muerte.

 

Y se tiene miedo a vivir, porque la vida, según se avanza, también se acaba. Y esta creencia es la que le impide al ser humano avanzar.

 

Se alentó a transitar la vida con el constante miedo a la desconocida muerte.

 

A lo largo de mi existencia, junto a los recuerdos frescos que tengo de otras vidas en esta tierra, pude percibir que hay un serio bloqueo, hay miedo en distintos sectores del tránsito; a saber: el avance del tiempo, a envejecer y, ¿cómo no? sobre todo al regreso a casa. Porque cada arruga en el rostro es signo del tiempo que resta; cada enfermedad es un momento de oscuridad; cada pérdida de memoria, una puerta hacia un abismo incierto.

 

“Nadie regresó de la muerte para contar qué hay detrás de ella”. Ese es el pensamiento de una gran mayoría. Pero, amigo mío, todos estos planteamientos son creencias incorrectas, ya que muchos regresamos de la “muerte”, porque todos estamos aquí de nuevo.

 

Cruzamos los velos en millares de ocasiones, vamos y venimos surcando el espacio y el tiempo, viajando por el amplio cosmos; mientras este nos observa como a pequeños seres que juegan a ser mortales.

 

Tememos a la muerte, a sabiendas de que en lo profundo sentimos que en verdad no existe como fin.

 

La raza humana se está transformando como si fuera una crisálida a la que, llegado el momento, veremos renacer en su máximo esplendor. Ahora mismo se está transitando una época en la que somos observadores y participantes de este renacer para que podamos experimentar cómo se constituye la raza que habitamos. Por tanto, podemos deducir que los humanos nos estamos desarrollando y reciclando, no muriendo.

 

La muerte es un tema pendiente que es necesario madurar. Si bien, hay escrito mucho acerca de ella, siento que este proceso natural debe ser abarcado de manera más cósmica.

 

Querido lector, la vida es eterna e implica propósitos perfectos. Cada propósito es un nacimiento y se experimenta de diversas formas. Antes de nacer como humanos, existimos en otras razas; antes de nacer en esas razas, existimos como energía individual y anteriormente como una grupal. Cada nacimiento implica un proceso de ida y otro de vuelta, así es como sucede en nuestro universo.

 

Todos los propósitos que tienen que ver con existir dentro de una raza cósmica viven la materialización de dicho proceso (el nacimiento) y la despedida de él (la muerte), para dar paso a otro nacimiento y así regresar a nuestro Origen Estelar.

 

Todos tenemos un Origen Estelar, lo cual significa que el Templo Humano fue creado en la Tierra, pero no el SER; es decir, que la Conciencia tienen un Origen Estelar. Por lo tanto el SER HUMANO es la integración completa de una Conciencia del Cosmos enlazada a un Templo físico.

 

Creer que la muerte es un final es creer que el universo es limitado; que tan solo vivimos en una de las 13 dimensiones que habita nuestro firmamento; que detrás de la muerte hay un juicio y que se nos condena a vivir eternamente con un compañero llamado “verdugo”, el cual juzga permanentemente nuestras decisiones y comportamientos.

 

Creer que el nacimiento en este plano es el comienzo de nuestra existencia es reducir al inmenso cosmos a una minúscula realidad de tercera dimensión. Si crees en ello es porque aún no has comprendido que tú eres el universo.

 

Liberemos el concepto de muerte como pérdida, como juicio, como fin, y abramos un nuevo contenido para esta palabra.

 

Muerte significa regreso, transformación del estado vibracional y regreso al Origen; es un proceso que la conciencia experimenta para desvincularse de la raza que lo encarnó. Y lo más hermoso es que es el mejor viaje de todos…

 

Saber de la muerte es reencontrarse con la vida…

 

Saber de la vida es reencontrarse con el Origen.

 

Anael – Desencarnación, El regreso al Origen Cósmico
 
 
 
 
 
 

Pude experimentar que nuestra conciencia está en cada dimensión, y que una parte de su multidimensionalidad es la que vive la experiencia en la encarnación. Pude ver que a cada conciencia la rodea una malla energética de colores dorados y plateados, que es la que permite nuestro viaje por este universo. Tan solo nos desprendemos del cuerpo biológico para seguir el viaje, es ahí cuando el concepto de muerte se resinifica, ya que el cuerpo está dentro de nuestra conciencia y esta es eterna.

 

Todos debemos recordar que somos esa luz incandescente del universo, con inteligencia y sabiduría propia, y que a través de nuestro cuerpo, podemos expresar lo que somos en la Tierra. El cuerpo no tapa, no cubre nuestra divinidad, nos representa.

 

Pero te recuerdo que las máscaras que hemos adquirido, las emociones incomprendidas y un largo sendero de decretos heredados son, al fin y al cabo, los obstáculos que nos impiden abrir nuestra percepción.

 

La Conciencia no tiene dolor, no tienen sufrimiento, no tiene máscaras ni culpas. Y si nuestro ser está libre de todo estigma creado por el ser humano, entonces solo resta ser quien en verdad somos y enlazar cada día con puentes que están más allá de la materia. Solo debemos focalizar en nuestra energía y conectar con nuestros aspectos más sutiles para liberar aquellos más densos

 

Desde la Certeza de haber experimentado el “estado del ser”, supe que aquel estado sublime era el mismo que vivimos en cada proceso de desencarnación y que también es el mismo estado que habitamos antes del nacimiento.

 

Nuestra Conciencia no pierde su identidad; seguimos existiendo cuando nos desprendemos de nuestro molde físico. Es muy importante tener claro este concepto, puesto que es muy frecuente creer que se puede perder la identidad y sentir pánico por ello.

 

Hay creencias que enuncian que, en el momento de la desencarnación, existe una fusión de la conciencia individual con otras fuentes sagradas, con el universo o con el todo. De manera racional, se puede llegar a entender este pensamiento, pero en lo más profundo de cada ser, no deja de estar latente el fantasma de la pérdida de identidad. Es precisamente en este punto donde aparece el temor a perder el hilo de la propia existencia y donde se produce el principal bloqueo.

 

Si la vida es eterna y le ponemos un final a nuestra identidad, en definitiva, le estamos dando fin a nuestra experiencia en este universo.

 

La vida no es una cuerda que se anuda ni que gira sobre sí misma, no tiene un comienzo ni tampoco termina. Proyectarnos como cuerdas cortas o largas no es más que adoptar ideas preconcebidas, organizadas desde la razón, que responden a decretos que jugaron a marcarnos.

 

Los Decretos son sentencias que, como verrugas, condicionan nuestro camino desde el primer llanto de vida. Basado en ellos, todos estamos condenados a morir, por lo tanto, nuestra vida transcurre en convivencia permanente con esa condena. Lamentablemente, todo esto sucede en una sociedad que no está en absoluto preparada para la transformación y el renacimiento, debido a que su pensamiento, decreto o sentencia, declara que esta manifestación tarde o temprano se termina, finalizando su existencia en cenizas.

 

 Algunos muestran una vida ejemplar ante el entorno y ante Dios, mientras ocultan aspectos que están en verdadero desequilibrio. Otros engrandecen sus egos y toman como propio lo ajeno, porque piensan que, en definitiva, todos estamos condenados. Hay vidas ejemplares, pero con el miedo entre sus pasos.

 

La Muerte no es más que un concepto que, en algún momento de la historia de la humanidad, no se comprendió debido a la falta de conexión o enlace con los planos superiores, y que, con el transcurrir del tiempo en una sociedad encapsulada, fue utilizada como instrumento para mantener a la conciencia colectiva en el mayor miedo que jamás haya existido: el de su propia muerte.

 

Tan solo podemos mirar a nuestro alrededor para darnos cuenta de que toda la sociedad gira, da vueltas en un aspecto ilusorio.

 

Si la vida es eterna, nada finaliza.

 

DESENCARNACIÓN - ANAEL

 
 
 
 
 

El desprendimiento

 

En el proceso de la muerte hay varias fases. Después del desprendimiento de los cuerpos perecederos, el individuo se encuentra en el mismo estado de conciencia y evolución que el que se encontraba al morir. Se lleva consigo sus deseos y creencias, sus intereses y prejuicios, sus ideas equivocadas y dogmas religiosos. No obtiene de inmediato la sabiduría del más allá por el hecho de encontrarse en ese mundo; será necesario de todo un periodo de adaptación a su nuevo estado.

 

Generalmente se necesita un cierto tiempo para que se realice el desprendimiento total del ser que acaba de morir, el cual tiende en un principio a seguir cerca del cuerpo que ha dejado. La mayoría de las civilizaciones hablan de tres días para que el cuerpo espiritual se separe completamente del cuerpo físico. Los tibetanos esperan un lapso de tiempo antes de cremarlo, basándose en este proceso. Sin embargo, no todos los desprendimientos se hacen de igual manera, algunos requieren de menos tiempo, pero otros pueden tardar más, según las circunstancias de la muerte o el grado de evolución del individuo.

 

Hay muchos casos en que los seres se despegan rápidamente de su cuerpo físico y del mundo material, experimentando la dicha inefable del encuentro inmediato con la luz; pero hay otros casos en que quedan fuertemente apegados a su cuerpo físico y a toda su vida material, a la que se aferran, quedándose de esta manera estancados en ese limbo, denominado bajo astral, que no es ni el mundo material ni el espiritual. Algunos ni siquiera se han percatado de que se han muerto y se desesperan porque nadie los ve ni los oye; otros, dándose cuenta de que han fallecido, se niegan a moverse de donde están por diversas razones; estas pueden ir desde la negación total de su propia luz, que es lo que se entiende por el infierno, hasta solamente el sentimiento de culpa y el miedo al castigo  o la rebeldía a lo que está sucediendo, lo que correspondería al purgatorio. Las almas que se encuentran ahí se niegan a seguir la luz, cada una por diferentes razones, pero todas en el fondo por soberbia en sus diversas modalidades. En la muerte como en la vida somos el arquitecto de nuestro destino.

 

A todos estos seres se les puede ayudar más fácilmente elevando oraciones que les ayuden a despegarse de la baja vibración del plano terrestre. Es posible ayudarlos también hablándoles a través de un médium para convencerlos de que ya no les corresponde estar en este plano y que deben ir hacia la luz.

 

En algunos casos, el apego desordenado a lo que dejaron en la Tierra, ya sea bienes materiales, poder y afectos, les impide elevarse hacia las esferas superiores.

 

Una puerta hacia la luz – Carmen de Sayle y Jocelyn Arellano

 

 

 

REGRESIONES

 

Yo recomendaría encarecidamente que los lectores consiguieran los libros, "Viaje de las Almas" y "Destino de las Almas" por el Dr. Michael Newton.

El Dr. Newton es un terapeuta e hipnotizador, cuyo propósito original era aliviar a la gente de estrés y la depresión con la ayuda de la terapia de regresión, o hipnotismo. Después de un tiempo, se dio cuenta de que algunos clientes empezaban a regresar a vidas anteriores e incluso en el área comprendida entre-vidas, donde van las almas después de que salen del cuerpo, después de la muerte del cuerpo.

 

Siendo un científico dedicado y un ateo, esto fue un shock para él, y estaba muy escéptico al principio. Por lo tanto, se le pide al sujeto que sea muy preciso y describa exactamente lo que sucedió en torno a él/ella. No estuvo satisfecho hasta que consiguió algunos detalles que pudieran ser verificados. Finalmente, no podía negar lo obvio ya, sus clientes estaban experimentando realmente lo que estaban diciendo!  

 

Desde entonces, el Dr. Newton ha hipnotizado a más de 7,000 personas, a las que ha tomado de nuevo a vidas anteriores y, sobre todo, el área entre-vidas ( AEV ). Para su sorpresa, todos estos sujetos estaban diciendo la misma historia, solo que con sus experiencias personales subjetivas diferentes unos de otros. Aparte de eso, las historias eran absolutamente coherentes.

Después de un tiempo, el Dr. Newton fue capaz de ver un patrón y sacar conclusiones de esto, que construyó una evidencia muy fuerte; 7.000 personas no mienten, y, en particular, que no dicen la misma historia de forma independiente el uno del otro. Para tener una idea de esto y escuchar la historia en las propias palabras del Dr. Newton,  aquí hay una muy interesante entrevista en video:   Me voy a concentrar en esta sección, principalmente en lo que los sujetos del Dr. Newton le dijeron, porque los testigos son muy numerosos. Hay, por supuesto, una gran cantidad de otros hipnotizadores por ahí que están haciendo un gran trabajo similar, y han llegado a las mismas conclusiones. Algunos de ellos están utilizando la misma técnica. 

 

Como cuestión de hecho, la terapia de regresión no es nada nuevo. Era muy utilizada en torno a 1950, cuando L. Ronald Hubbard, más tarde, el fundador de la Iglesia de la Cienciología*, publicó su libro ‘Dianética - La Ciencia Moderna de la Salud Mental’, que se convirtió rápidamente en el Nº1 en la lista de best sellers del New York Times y se mantuvo en la lista durante décadas. Hubbard no lo llamó la terapia de regresión, sino Dianética, que significa literalmente dia = (griego) a través y noética = el intelecto o del pensamiento puro, razonamiento. Hubbard lo tradujo como ‘a través de la mente’. Con su técnica revolucionaria, podría hacer que personas que tenían enfermedades somáticas o psicosomáticas fueran atrás en el tiempo a través de cadenas de eventos sobre el mismo tema hasta llegar a la parte inferior de la cadena, la causa del problema. Una vez encontrada la causa, toda la cadena sopló y desapareció y el sujeto encontró alivio tremendo y, a veces, era una experiencia que enormemente mejoraba la vida.

 

Hubbard y Newton están utilizando una técnica similar con la diferencia de que Hubbard no hipnotiza a sus clientes, sino que éstos eran puestos en algo llamado "ensoñación", que es un estado de frecuencia ligeramente inferior a estar despierto, y por lo tanto el sujeto podría ponerse en contacto con su mente subconsciente por preguntas siendo formuladas por un "auditor", una persona "que escucha" y ayuda a la retirada del asunto. La teoría de Hubbard era que todos los problemas en la actualidad se pueden resolver mediante la búsqueda de su causa en el pasado. Más frecuentemente, un problema mental o físico persistente tiene una fuente traumática en el pasado. El Dr. Newton parece haber llegado a una conclusión similar.

 

Al igual que el Dr. Newton, Hubbard no esperaba lo que realmente sucedió: la gente empezó a ir "más allá de la vida" en sus sesiones. Y algunos de ellos fueron al AEV también. De su investigación llegó la Dianética Expandida y la Iglesia más polémica de la Cienciología. Hay que añadir que Hubbard fue fuertemente atacado por la industria de la Salud Mental cuando presentó Dianética al campo y al público en la década de 1950. Sus métodos eran una gran amenaza para su propio negocio, y hay indicios de que hubo intentos de asesinato contra él. Sin embargo, Dianética se extendió como un reguero de pólvora, y Hubbard se volvió probablemente demasiado conocido para ser eliminado. En su lugar, optaron por burlarse de él.

 

Wes Penre - Un viaje a través del multiverso
 
*pervertida posteriormente por introducirse en ella gentes marioneta de la élite oculta (gentes de la CIA) para ahogarla; esto lo hacen siempre así desde hace miles de años con todo lo que no les interesa que progrese