Claves ocultas

 
 

Siempre se nos dieron claves. Quien busca halla.

 

No es impedimento insalvable el que hayan hecho quemar las grandes bibliotecas de la antigüedad. Quienes perpetraron las fechorías siempre fueron gentes de las nuestras* que se dejaron engañar y por su ignorancia fueron empujados a quemar, a destrozar o a hacer desparecer algo; quienes empujan a quienes se convirtieron en grandes ignorantes, engaño tras engaño, son siempre los oscuros y lo siguen haciendo a través de los satanistas hoy, gentes de múltiples sectas verticalizadas o de mercenarios pagados por los satanistas.

 

Da la impresión de que los oscuros tienen unos programas preestablecidos que siempre nos quieren imponer, tales como la muerte en cruz de un Dios o un Hijo de Dios por nuestra culpa, directamente o indirectamente para limpiar nuestras faltas y nuestras culpas.

 

Han borrado casi todos los rastros de dioses clavados en cruz a los que se reverenciaba, pero aún hemos podido hallar este tema. Lo hemos hallado en lugares recónditos donde los oscuros no sospechaban. Lo malo es que los agentes de los oscuros, tras un hallazgo sorprendente, son quienes llegan con el pretexto de estudiar el hallazgo como científicos titulados de una institución de prestigio (suelen pertenecer a instituciones muy conocidas, pero tomadas por los oscuros) y hacen destruir las pruebas argumentando después que eran objetos falsos o sin valor.

 

En caso de existir muchos objetos extraños inexplicables o que desmienten los dogmas de los oscuros y no se pueda esgrimir un argumento estúpido o hacerlos desaparecer, se busca a uno o más cabezas de turco: personas que comiencen a hacer “réplicas” de los objetos en cuestión para después poder argumentar que todo ello fue un plan urdido por unos cuantos farsantes.

 

Mientras no busquemos el conocimiento y nos hagamos de conocimiento suficiente como para poder discernir (con ayuda también de nuestro Yo Superior) entre lo verdadero y lo falso, siempre estaremos engañados creando con nuestro inconsciente colectivo infiernos allá en el planeta en el que vivamos y a merced de los oscuros operando a través de quienes de entre los nuestros se vendieron a cambio de riqueza y poder; al venderse estos, nos vendieron; también estaremos a merced de los engañados de entre los nuestros, siendo los engañados sostenidos por sueldos, tratando así de hacer perennes sus teorías y dogmas engaño en nuestra comunidad.

 

Imágenes:

 

1)- de la Cueva de Burrows, en Illinois, USA

2)- de la Cueva de Burrows

3)- hallado en un cementerio indio en Michigan, USA

4)- hallado en México

5)- Hallado en México

 

*los oscuros interdimensionales no actúan directamente contra nosotros, sino indirectamente, a través de los nuestros; en otro caso estarían faltando a unas reglas universales por lo que se buscarían castigo (a pesar de vivir bajo tierra pueden ser castigados, pues existen seres de suficiente nivel como para hallarlos). A veces sí obran a través de los Grises robotizados, pero incluso a través de ellos obran subrepticiamente, aunque en ocasiones sí han sido sorprendidos estos seres robando sangre, por ejemplo; en caso de haber utilizado a alguien de nosotros, le vuelven sin recuerdo del evento y como si el tiempo no hubiese transcurrido