Reprogramación e Inmortalidad

 
 
Reprogramación, Rejuvenecimiento e Inmortalidad   parte 1 de 3

 

Vuestras células sois vosotros; ¿qué os diríais a vosotros mismos? ¿Os repetiríais cosas que ya sabíais? Pues entonces, ¿por qué ibais a hacerlo con vuestras células? Ellas os están escuchando; llevan escuchando desde que nacisteis, aguardando el momento en que os dieseis cuenta de la posibilidad de hablar con ellas, de que, realmente, podíais hacerlo. Así pues, hacedlo, y hacedlo como lo haríais con vuestro mejor amiga/o.

Queridos, la clave es el amor; tenéis que amar lo suficiente a vuestra estructura celular como para poder decir; “os amo”, y todas ellas lo saben. No puede ser más sencillo y, sin embargo, para algunos de vosotros, no puede ser más difícil. ¿Qué diríais que ocurriría?

Cuando el cuerpo empieza a escucharos tienen lugar una serie de procesos; dejad que os diga cuáles son. Cuando empezáis a hablar con vuestra estructura celular lo primero que va a suceder es que os vendrán una enorme cantidad de escalofríos: ¡es así como sabréis que “tenéis línea”, queridos! Los escalofríos son las células de vuestro cuerpo que están celebrándolo; ¡celebrándolo!: la Sabiduría Innata, el cuerpo inteligente o como queráis llamarlo forma parte de vosotros, y está celebrando la fiesta.

Lo primero que hace vuestro cuerpo cuando establece comunicación es celebrarlo, y lo siguiente que hace es ‘comenzar a trabajar’. Según sea lo que estéis comunicando a vuestra estructura celular necesita tiempo para trabajar con ello: ya sea por salud o por sanación, o por rejuvenecimiento, sea lo que sea, tenéis que darle algo de tiempo.

Aquí hay un aspecto práctico que debéis de comprender, porque estas cosas únicamente van a lograrse a través de la división celular “tridimensional”: lo que vosotros llamáis rejuvenecimiento. Vuestro cuerpo está diseñado para rejuvenecer solo; la mayoría de los órganos del cuerpo, incluida la piel, rejuvenecen solos en distintos marcos de tiempo, a lo largo de los cuales tenéis células completamente nuevas: así es como os mantenéis con vida. Sin embargo, cuando comenzáis a hablar con vuestra estructura celular, vuestras instrucciones pasan a formar parte de los datos del ADN, y se aplicarán dentro del siguiente ciclo de rejuvenecimiento. Por lo tanto, no vais a obtener resultados mañana; empezaréis a notarlo con el tiempo y aquello en lo que estéis trabajando y que estéis pidiendo, poco a poco, comenzará a manifestarse. Lo que estáis haciendo realmente, a través de vuestra Sabiduría Innata, es reprogramar el ADN. La ciencia os dirá que vuestro ADN sigue siendo el mismo desde que nacisteis, que permanece igual y no cambia; tal vez la composición química parezca igual, pero las instrucciones esotéricas contenidas en el ADN están siendo reprogramadas: en efecto, ¡lo estáis cambiando!

Cuando empezáis a hablar con vuestras células, la Sabiduría Innata sabe si vuestra conciencia es benevolente o no; sabe lo que queréis; sin embargo, únicamente os dará lo que necesitéis, y no lo que queréis: entrarán en funcionamiento una serie de sistemas automáticos para mejorar otras partes de vuestro cuerpo que vosotros en ningún momento pedisteis mejorar. Vais a iniciar un proceso de prolongación de la vida; comenzará  a haber sanación y equilibrio en zonas que vuestra conciencia no tiene ni idea pero de las que la Sabiduría Innata lo sabe todo. Acabáis de despertar el puente que existe entre la conciencia humana y la estructura celular: es fácil, pero debéis de enamoraros de vosotros mismos, comprender que el cuerpo inteligente sabe lo que vosotros no sabéis y dar permiso para que vuestras instrucciones funcionen como dicta la Sabiduría Innata, dejar que ella las dirija.

 

El Alma Humana – Kryon, a través de Monika Muranyi

 

 

Reprogramación, Rejuvenecimiento e Inmortalidad   parte 2 de 3

 

Identifiquemos en primer lugar lo que es la Sabiduría Innata: lo que la hace tan  misteriosa es que no se trata de una función cerebral; además es quizás uno de los sistemas del cuerpo que no se hallan centralizados: esto a vosotros os resulta difícil de concebir. Este sistema no ha sido descubierto, de modo que tampoco ha sido definido aún por vuestra ciencia médica; sin embargo, se ha visto una y otra vez.

Lo que tenéis en el ADN es muy difícil de explicar. Los billones de moléculas de ADN que hay en vuestro cuerpo se hallan todas en comunicación unas con otras, constantemente. Tiene que ser así, si tenéis en cuenta lo que hace el ADN. ¿Cómo sabe vuestro cuerpo qué tipo de célula necesita y dónde la necesita? Es la Sabiduría Innata la responsable de todo eso en el momento en que nacéis. Podría decirse que el ADN es, verdaderamente, una “central de control esotérica”. Es el campo que rodea los billones de trozos de ADN el que se sabe a sí mismo como una sola entidad; todo el ADN trabaja conjuntamente como un solo sistema a través de este campo, y ese sistema conjunto es lo que se denomina Sabiduría Innata. Así pues, podría decirse que es la combinación de todas las moléculas de ADN de vuestro cuerpo juntas, consideradas como una sola cosa, como un todo, lo que llamáis “cuerpo inteligente”, la Sabiduría Innata. Está descentralizada; es decir, no hay un único órgano o una única glándula del cuerpo que sea responsable de la Sabiduría Innata: todas y cada una de las partes del cuerpo se hallan involucradas en este sistema del cuerpo inteligente.

La Sabiduría Innata es un sistema a nivel de todo el cuerpo que “sabe” más de lo que jamás pueda saber vuestro sistema nervioso o vuestro sistema cerebral. La Sabiduría Innata está en todas partes: está en la uña de vuestro dedo del pie y en vuestro cabello; está en todas partes donde está el ADN y en cualquier forma que este exista; es única, y es quienes sois vosotros.

Mientras que el cerebro humano está programado para la supervivencia física, la Sabiduría Innata lo está para la supervivencia espiritual. Y vosotros podríais preguntar qué diferencia hay entre una y otra: pues que la primera consiste en vuestra capacidad de escapar del tigre que os está persiguiendo, así como el hallar alimento y cobijo; es la que os proporciona la lógica para solucionar este tipo de cosas y manteneros con vida, mientras que la supervivencia espiritual es algo muy distinto y muy esotérico; es un tipo de supervivencia mucho mayor, que impulsa la evolución espiritual de la humanidad y os proporciona un nivel superior de funcionamiento del ADN.  Dejad que os lo explique:

La Sabiduría Innata sabe lo que los Antiguos también sabían; conoce el grandioso plan; recordad que se halla conectada con el Yo Superior; sabe el tiempo que le queda a la humanidad de este planeta antes de que ya no pueda tomar una decisión en cuanto a “graduación” planetaria; la Sabiduría Innata lo sabe; y vuestro ADN también. ¿Cuál es la principal directriz de la Sabiduría Innata?: hacer todo lo que pueda por vosotros, ofreciéndoos múltiples opciones, oportunidades y posibilidades en el libre albedrío, permitiendo que tenga lugar un despertar; por consiguiente, permitiendo a la humanidad cruzar el puente de la supervivencia y pasar de un estatus de planeta ascendido: esa es la directriz principal.

La supervivencia espiritual representa la evolución potencial de la Tierra, y todo está diseñado en torno a ella; la Sabiduría Innata está diseñada para impulsarnos a avanzar de cualquier modo posible, dentro del sistema de libre albedrío, hacia el saber espiritual.

La Sabiduría Innata cruza también el puente con la química del cuerpo físico de formas muy distintas: por ejemplo, la Sabiduría Innata es la responsable de la llamada “remisión espontánea”.  ¿De veras creíais que la causa de esta estaba en el cerebro?: ¿cómo puede un humano hacer desaparecer una enfermedad de la noche a la mañana?; ¿cómo es posible que el cuerpo físico pueda deshacerse solo –y quedar limpio- de un desequilibrio de la noche a la mañana?; ¿Cómo puede crecer tejido a gran velocidad para causar la curación casi de la noche a la mañana? Acabo de deciros cosas que los hospitales han visto una y otro vez: las han radiografiado, verificado  comprobado químicamente, y podrían decir que esto no puede ocurrir de forma “normal” de ningún modo; para las personas espirituales ¡tiene que ser un milagro!, y para los de mentalidad científica sigue siendo algo inexplicable. Lo hermoso de esto es que sí es explicable: ¡es el milagro de la Sabiduría Innata!; es la capacidad de vuestro cuerpo de manteneros con vida. Es un sistema de apoyo profundo y milagroso.

Ese es el poder que poseéis.

Cuando la Sabiduría Innata finalmente comience a construir el puente para conectar con el yo físico, el Ser Humano tal como lo conocéis actualmente desaparecerá, y el que ocupe su lugar tendrá una vida mucho más larga y será capaz de repararse a sí mismo, incluso de hacer que sus miembros vuelvan a crecer. Así es como fue diseñado, queridos, y deberíais comenzar a encontrarle sentido.

 

El Alma Humana – Kryon, a través de Monika Muranyi

 

 

 

 

Reprogramación, Rejuvenecimiento e Inmortalidad   parte 3 de 3

 

Reprogramar vuestro cuerpo

Primero: deshaceros de vuestro Karma*. ¿Qué es lo que continúa empujándoos de aquí para allá y que constituye el “talón de Aquiles” de vuestra personalidad? ¿Qué es eso que hay ahí y que, simplemente, no comprendéis?  Es la energía del pasado, y ya no es necesaria para el futuro; libraos de ella. La Sabiduría Innata hará lo que vosotros le digáis; si ve que es algo que tiene lógica espiritual, cooperará, porque ¡ella está escuchando junto a vosotros!: sabe lo que vosotros sabéis y vosotros sois los que “apretáis el gatillo” de la conciencia para transformar vuestra propia Sabiduría Innata.

Segundo: cambiar la directriz principal de la Sabiduría Innata. ¿Qué es aquello que la Sabiduría Innata está programada para hacer y que no tiene ningún sentido en absoluto? Existe un sistema llamado reencarnación que en este momento en el planeta es el motor del avance espiritual; ejemplo: vivís una vida, aprendéis ciertas cosas y “traspasáis”; renacéis en el planeta y, dentro de vuestro ADN y de vuestro Akasha lleváis la sabiduría que os habéis traído de la vida anterior. Cada vida os proporciona más sabiduría, y tenéis libre albedrío para utilizarla o no; pero en el momento en que nacéis viene con vosotros, como un nuevo potencial. Un Alma Vieja lleva consigo muchísima más sabiduría esotérica de la que lleva un alma nueva.

He aquí lo que la Sabiduría Innata ha aprendido a hacer porque el viejo sistema lo requería -¿estáis preparados?-: “morir”. La Sabiduría Innata está programada para la muerte. Para poder “graduaros”, recoger la sabiduría y avanzar, es decir, pasar en la siguiente vida a una conciencia espiritual más elevada, necesitáis una vida corta y productiva; después reencarnáis con esa sabiduría. Cuantos más rápidos son los ciclos de aprendizaje más elevado es el potencial del planeta para despertar a una vibración más elevada: la Evolución Espiritual. La Sabiduría Innata por diseño os da vidas cortas.

Es importante recordar que la “vieja energía” no permitía que la sabiduría de la vida actual fuese tenida en cuenta (utilizada) por las rejillas del planeta: esto únicamente podía lograrse volviendo a nacer, así como por el hecho de que vuestro ADN sólo funcionase aproximadamente a un tercio de su potencial.

De pronto, en el 2012, pasasteis el marcador y habéis llegado a un punto de la conciencia del que hablaban las antiguas profecías. Vuestro ADN está comenzando a evolucionar**.

Quiero que todos vosotros empecéis a decir a la Sabiduría Innata que ya no necesitáis pasar por la transición de la muerte para traspasar la sabiduría que poseéis; ahora hay un nuevo proceso, distinto a cualquiera que hayáis tenido en el pasado, según el cual no sólo vuestra sabiduría actual puede pasar hoy a las rejillas del planeta, sino que también puede aplicarse todo cuanto hayáis aprendido desde el principio: vuestra sabiduría y vuestro aprendizaje en su totalidad se hallan de pronto accesibles en tiempo real para la energía de la Tierra.

Ya no es necesario que reencarnéis rápidamente para que las rejillas del planeta puedan disponer de vuestro bagaje de sabiduría y aprendizaje, sino que podéis traspasárselo quedándoos aquí, mientras la eficacia de vuestro ADN va aumentando; cuando lleguéis al 36% de eficacia el proceso habrá terminado, y entonces tendréis la capacidad de permanecer aquí… ¡muchísimo tiempo!; eso, queridos, la Sabiduría Innata no lo sabe: durante miles de años ha hecho progresar el potencial crecimiento espiritual de este planeta dándoos vidas cortas. Por consiguiente, la Sabiduría Innata necesita saber esto, y sois vosotros quienes debéis decírselo: ¡la clave para la evolución del planeta es que viváis vidas más largas!

¿Acaso no tiene sentido por lógica que sea más lo que podéis lograr en este planeta si no tenéis que renacer y volver a crecer otra vez? ¡Quedaos!

En la Tierra hay muchos que dirán que esto es una tontería, que nacéis de una forma determinada y, tal como nacisteis, así os quedáis; pero este es simplemente el viejo modo de pensar tradicional; en realidad, ¡podéis reprogramar casi todo lo que hay en vuestro cuerpo!

La clave para detener el proceso de envejecimiento tal como lo conocéis actualmente es reprogramar la Sabiduría Innata. Vuestro cuerpo está diseñado para envejeceros, ¡aun en contra del sentido común!, pero vuestro cuerpo celular fue diseñado para rejuvenecer, y no lo está haciendo bien. Cambiar esto es una tarea que corresponde a la Sabiduría Innata, pero necesita que le deis la señal para hacerlo. Es vuestro libre albedrío y sois los únicos que podéis hacerlo: no puede facilitároslo otra persona, ni un sanador… ni un canalizador; sois VOSOTROS los que necesitáis aprender a comunicaros con la Sabiduría Innata.

Decidle: “Ya no he de morir para generar crecimiento espiritual”; podéis hacerlo casi de cualquier forma en que queráis: aprended a construir afirmaciones que sean positivas.

Lo hermoso de esto es que no tenéis que convencer a la Sabiduría Innata  de nada: ¡ya lo sabe! Ha estado esperando la llamada! En cuanto vea el progreso que habéis hecho en vuestra conciencia ya será un “trato cerrado”.

La Sabiduría Innata está lista para cooperar en cuanto vea la nueva y evolucionada vía de evolución espiritual y, como consecuencia, podéis vivir mucho más tiempo.

Almas viejas de este planeta, ¡despertad! Despertad a un nuevo proceso y a un nuevo tipo de vida. Podéis prolongar vuestra esperanza de vida hasta doblarla… ¡y más! No tengáis miedo de lo que veis a vuestro alrededor; habrá quienes no estén de acuerdo con nada de esto y, en consecuencia, ellos no podrán hacerlo; no lo comprenden; poco a poco, a medida que vosotros no envejezcáis tanto, las diferencias entre vosotros y ellos pueden llegar a asustarlos de verdad, pero eso no durará siempre, porque llegará un tiempo en el que toda la humanidad sabrá que lo que estoy enseñando es cierto.

 

El Alma Humana – Kryon, a través de Monika Muranyi
 
*hemos de pedirlo; hemos de pedir la impronta neutral
**cuando se cae en conciencia (nivel espiritual) como grupo, se hacen necesarias unas vidas cortas, pero este ya no es el caso, dado que el nivel espiritual actual ha crecido lo suficiente

 

 

 

Para que no supiéramos sobre la Sabiduría Innata ni sobre los orígenes y similitudes de las religiones, todas las grandes bibliotecas de la antigüedad fueron quemadas habiendo rescatado previamente alguno de sus libros más importantes, los cuales fueron escondidos para que el público general, nosotros, nunca los pueda ver.

Esta es la razón por la que quemaron la biblioteca de la Dra. Elisabeth Kubler Ross.

Nuestra querida ciencia conoce a miles los casos de “remisión espontánea” para los que no tiene una explicación, pero todos ellos son callados ya que en otro caso nos daríamos cuenta de que en nosotros existen unas increíbles potencialidades*; pero a la élite oculta que está detrás de todo no le interesa que despertemos, pues entonces escaparíamos de ella y dejaría de tener poder sobre nosotros

 

El Libertario

*en el caso del cáncer la mayoría de los oncólogos ha visto casos de curación casi de un día para otro (sin mediar tratamiento médico) y simplemente se los etiqueta como de “remisión espontánea”, pues es algo bien conocido