Internet es importante

 

LA IMPORTANCIA DE INTERNET (cuando se usa para buenos fines)

 

Sesión de hipnosis de regresión de Claudia Gonzalez de Vicenzo realizada por Dolores Cannon
 

Suspiro…

Es la Fuente

-¿Cómo os sentís?-

Luz. Es solo Luz. No hay límites

-Cómo te ves a vos misma?-

No hay un “yo misma”

-¡Ah! ¿Sos uno con la Fuente?-

Si

-Tómate un tiempo y disfruta… ¿querés preguntarle algo a la Fuente?-

Me tengo que ir porque hay algo que debo hacer

-¿Qué es lo que se supone que tenés que hacer?-

Habrá un GRAN CAMBIO. Y debo ser parte de eso

-¿Es ese cambio en un planeta en particular?-

No, es en todo el Universo

-Háblame de ese cambio…-

Es una elevación de la conciencia en cada uno y en todos los niveles

-¿Cuál es tu rol en eso?-

Voy a permitir el cambio

-¿Qué pasa ahora?-

Me estoy moviendo

-A medida que te vas moviendo, descríbeme lo que ves-

El Universo. Debo focalizarme en ese pequeño planeta

-¿Cómo luce ese pequeño planeta?-

Azul. Es como con una luz azul alrededor. Es como un pequeño lugar con un gran impacto. Y algo pasará ahí porque muchas razas viven ahí. Es como un reservorio de razas

-¿De qué raza sos vos?-

Yo soy Luz. Sólo Luz

-¿Podés verte a vos misma a medida que te vas acercando al Planeta?-

Sigo siendo Luz, como un rayo, un rayo rojo. Llego como un rayo rojo que viene de la LUZ hacia esta mujer y que me permite entrar al mundo a través de esta mujer. Planeta Tierra. No es lindo. Todo es tan diferente

-Decime qué ves a medida que vas acercándote al planeta-

Estoy en el planeta ahora

-¿Dónde?-

En este pequeño país. A veces estoy adentro del cuerpo y a veces estoy fuera

-Dime algo acerca de los cuerpos que has estado habitando. ¿Qué cuerpos ves?-

Cuerpos humanos. Ella es tan linda, pero tan diferente

-¿Qué otros cuerpos ves?-

Veo mucha gente alrededor

Estoy afuera del cuerpo y veo desde afuera del planeta, mucha gente diferente de muchas razas diferentes. Ellos están en dolor porque no entienden qué es lo que están haciendo ahí

-¿Qué se supone que están haciendo ahí?-

Tomando conciencia. Pero no están haciendo eso. Simplemente se mueven como ratas dentro de una carretera. Como un experimento. No se dan cuenta del poder que tienen

-Dijiste que es como un experimento. Un experimento ¿De quién? ¿Quién conduce?

Otra conciencia

-¿Hay algo así como otros seres que están conduciendo el experimento en esta gente o lo están haciendo ellos mismos-

No. Es un experimento que está siendo hecho en muchos planetas. Están tratando de entender cómo es la vida y en qué se puede convertir. Pero este experimento está cerca de fallar porque esta gente no se da cuenta de quienes son. Esa es la razón por la cual estamos acá

-Estás acá para ayudar a esta gente a darse cuenta de quienes son ¿Cómo lo haces?-

Hablando, compartiendo, estando por ahí, caminando, viajando. Simplemente estando ahí

-En esta particular vida y encarnación ¿qué se supone que debes estar haciendo?

Exactamente lo que estoy haciendo

-¿Podrías ser más específica?-

Sí. Comunicación

-¿En qué forma? ¿Radio, libros, en qué?-

Internet

 

Semillas Estelares – Claudia Gonzalez de Vicenzo
 
 
 
 

La historia interminable

 

La historia de cada uno de nosotros supone la historia de un ser de muy elevada conciencia que emprendió una aventura que consistió en dejar temporalmente la condición de muy elevada conciencia para pasar a operar con menor grado de conciencia. A través de esta aventura cada uno de nosotros conoceremos eso que llamamos emociones, algo que apenas se tiene cuando se está en los estados elevados de conciencia y que no se tiene en estados muy elevados de conciencia. Lo hacemos para conocernos experimentalmente y para cosechar vivencias con emociones.

 

El tránsito al estado de baja conciencia es instantáneo, pero el tránsito a la elevada o muy elevada conciencia es lento, paso a paso, y en múltiples etapas que llamamos vidas o encarnaciones. El lapso de tiempo que puede transcurrir hasta volver a ponernos en situación de elevada conciencia a nosotros nos pudiera parecer una eternidad, pero para la muy elevada conciencia que en realidad somos, ese lapso de tiempo supone tan solo una aventura, algo como un periodo de tiempo muy corto, por expresarlo de alguna forma, pues para una conciencia de muy elevado nivel el tiempo no existe.

 

Cada encarnación equivale a subir uno o varios peldaños en la escalera de la ascensión*, un paso hacia el reencuentro con nosotros mismos; en este camino las emociones negativas, es decir, el sufrimiento, son una herramienta para este fin así como también son una herramienta las emociones positivas. Nos estanca en nuestro crecimiento el limitarnos a experimentar tan solo las emociones negativas** (nuestra baja conciencia posibilita esto), pero también nos estanca el limitarnos a experimentar tan solo emociones positivas envolviéndonos en una especie de burbuja. La clave está en vivir todo tipo de situaciones hasta aprender a equilibrar nuestras reacciones a situaciones de uno y otro tipo.

 

Cada momento es una nueva oportunidad que se nos brinda para, poco a poco, ir elevando nuestra conciencia, una oportunidad para hacernos un poco más conscientes.

 

Hemos de trabajar para no desaprovechar cada oportunidad que se nos da; hemos de aplicarnos. Dejarnos supone no avanzar en nuestro camino, pues nuestra misión está en el avanzar hacia ese estado de muy elevada conciencia para así completar el viaje de retorno, y… una vez completado el viaje, si así lo deseamos, pudiéramos elegir de nuevo comenzar otra aventura, ya que las situaciones serían diferentes en cada ocasión y las emociones vividas también. La cosecha de emociones es lo realmente importante para quien decida aventurarse otra vez a un grado de conciencia limitado.

 

El Libertario

*aunque si todavía estamos en un nivel de baja conciencia en ocasiones en vez de ascender pudiéramos descender, pero esto no es lo más normal
**por elección propia o por imposición de otros seres de baja conciencia